Por Lucas Rodríguez
9 abril, 2019

Cada capítulo, alguien recibe un cuchillo en la espalda. O eso parece, con todas estas traiciones y muertes.

Este domingo regresa Juego de Tronos. Dejemos que esa idea se asiente por un momento. Que salgan todos los gritos, chillidos y patéticos intentos por aullar como un dragón. Ahora que estamos tranquilos, pasemos a lo que importa. 

Si hay algo que separó a GoT de otras series que vinieron antes, es que luego de que la cabeza de Ned Stark rodara a los pies de los Lannisters, nos tuvimos que acostumbrar a que ocurriera lo que menos nos esperábamos, capítulo a capítulo. 

https://www.instagram.com/p/BvEIy7DgkYU/

La prueba de estas constante incertidumbre, es que los personajes no pueden aguantarse de clavar un cuchillo en la espalda de quienes les entregaron su confianza. Esto lo prueban los esquemas que construyeron en Venngage

Venngage

Ese y el resto de los esquemas que construyeron, prueban que todos nuestros personajes favoritos han visto una cantidad impresionante de traiciones pasando frente a sus ojos. Hay un detalle que llama mucho la atención: los Lannister han sido traicionados muchas más veces de lo que ellos han traicionado. No así los Starks. 

Venngage

De hecho, Jaimie Lannister, quien pasó de ser el personaje más odiado de la serie, a uno de los favoritos (algo que a muchos aun nos cuesta digerir, especialmente cuando recordamos la relación especial que tiene con su hermana), es el más traicionado de todos. Al mismo tiempo, él nunca ha traicionado a nadie. Así es, un Lannister es el más leal de todos.

Venngage

La principal razón para traicionar es el poder, algo que no sorprende viendo lo avaros y adictos al poder que son los ciudadanos notables de Poniente. Por el otro lado, el amor es una de las razones menos comunes para traicionar. Avaros y fríos, estos Ponientenos. 

https://www.instagram.com/p/BtrRFO2oku2/

Kit Harrington debería dormir con un ojo abierto.