Por Lucas Rodríguez
23 marzo, 2020

Fue un breve cameo gracioso, pero George R. R. Martin quería que las dos series compartieran un mundo. Imaginen las posibilidades…

Pasa algo complicado con la series. Las vemos por horas, años incluso a veces. Llegamos a conocer a sus personajes casi tan bien como a nuestros amigos y miembros de nuestra familia. Sabemos sus pasados, sus intenciones, su manera de ser. Nos alegramos cuando triunfan y entristecemos cuando encuentran un final prematuro. Pero luego de pasar todo ese tiempo con ellos, llega un momento en que debemos despedirnos de ella. Salvo que estemos hablando de Grey’s Anatomy o algunos animé, la mayoría de las series tienden a llegar a un punto donde su historia central ya no da para más (o la billetera de los productores tocó fondo). Llega la temporada final y tarde o temprano, estamos frente a la última vez que veremos a varios de nuestros personajes preferidos. 

HBO

Es una relación compleja. Muchas veces nos ilusionamos con los spinoff, que son apuesta arriesgada: por cada Better Call Saul (una gran precuela, más enfocada en un personaje en particular que en el mismísimo mito de Breaking Bad), hay muchísimos Joey (mientras menos se diga del spinoff de Friends, mejor). Luego terminamos recurriendo a los fanfiction, para rápidamente darnos cuenta que estamos pasando por las mismas fases de la pena como si hubiera fallecido un ser querido. Hay que aceptar la falta y seguir adelante.

HBO

Esta manera hace mucho más agradable cuando nos topamos con un reencuentro inesperado, como el que los fanáticos de Game of Thrones tuvimos en el estreno de la nueva temporada de Westworld. Quizás te confundiste un poco ahí: GoT no ha regresado. Dany sigue traicionada y sin vida y Jon sigue… viviendo feliz con su lobo y sus amigos, por alguna razón (ni Emilia Clarke se lo explica). Con lo que nos topamos fue un breve pero muy jugoso cameo de ciertos personajes de GoT en el mundo de Westworld, la serie de ciencia ficción. 

HBO

El cameo en particular es de cierta lagartija voladora con tendencia a derretir tronos. Drogon, el último dragón de Daenerys que sobrevivió, y cuyo paradero nunca supimos, hizo una breve aparición dentro de un laboratorio. Junto a él se puede reconocer a Dan Weiss y David Benioff. Si te suenan estos nombres pero no precisamente de los personajes de la serie, es porque se trata de los dos creadores de la serie. Ellos mismos aparecieron junto a Drogon, como si lo estuvieran preparando para un nuevo parque de diversiones medieval-fantástico.

HBO

Hay un par de referencias más, como un vestido y un guerrero de cabello blanco. ¿Iremos a ver una temporada de Westworld que ocurra en el mundo de GoT? No lo sabemos, pero a George R. R. Martin le gusta la idea.