Por Luis Aranguren
25 julio, 2019

A 10 años de su primera entrega, podremos ver cómo esta ‘familia disfuncional’ intenta mantenerse unida (pero sobre todo sobrevivir).

Olvídate de las típicas películas de terror sobre zombies en un ambiente tétrico y espeluznante, para quienes vieron la primera parte saben que Zombieland ofrece mucho más. Destruir zombies es una tarea de todos los días pero no algo que les impida disfrutar como puedan cada situación de la vida.

Esta vez nuestros sobrevivientes favoritos de hace diez años entre los que destacan Emma Stone, Jesse Eisenberg, Woody Harrelson y Abigail Breslin lucharán pero después de encontrar la Casa Blanca. 

Sony Pictures

Creo que ha sido el sueño de todo Norteamericano ser el presidente de USA y una invasión de muertos vivientes es el mejor momento para cumplir esa meta. Por supuesto el mundo ha cambiado y solo sobrevive el más fuerte por el que tendrán que lidiar con otras personas y todo tipo de problemas triviales para mantenerse con vidas.

Por otra parte Little Rock también ha crecido y la adolescencia trae consigo los mismos problemas que Collumbus y Wichita tuvieron hace diez años. Debe lidiar con sus hormonas y el hecho de enamorarse en un mundo tan complicado, donde deben tener sus sentidos al máximo y seguir las reglas para mantenerse con vida.

Sony Pictures

El director Ruben Fleischer quien dirigió la película hace 10 años dice que ahora han agregado nuevos zombies, han evolucionado y matarlos no será tan sencillo como antes.

“En los 10 años transcurridos desde la primera película, los zombies se han convertido en diferentes tipos. El que está causando la gran amenaza son los zombis T-800, que son más fuertes, más rápidos y más difíciles de matar”.

-Ruben Fleischer

Sony Pictures

Esta nueva trama no solo trae más zombies, también más humanos y cada uno con personalidades particulares. Mata zombies de mal humor, cantantes y cobardes son apenas algunos de los nuevos personajes. Según Fleischer es una película que la audiencia querrá ir a ver a las salas de cine y no saldrá arrepentida.