Además, la joven estrella de la popular serie agregó que Hollywood “está hecho para que traiciones a las personas” y que ha visto cómo hay quienes dicen falsamente que se apoyan entre ellos dentro de la industria.

Una cosa está más que clara: en Hollywood, y en la industria audiovisual mainstream, se mueve mucho dinero, en comparación con el resto del mundo. Pero eso no detuvo a la joven actriz de Euphoria, Sydney Sweeney, de hacer un vehemente reclamo al respecto de su sueldo.

Sydney Sweeney es una actriz estadounidense de 24 años que interpreta a Cassie Howard en la serie adolescente Euphoria.

HBO

Últimamente, la carrera de la chica parece ir viento en popa, disfruta de una gran popularidad. Por ejemplo, en Instagram ya tiene más de 13 millones de seguidores. Sin embargo, al parecer eso no se ha visto reflejado en su salario, pues en una entrevista con el diario Hollywood Reporter la chica admitió que su salario como actriz no le alcanzaría si quisiera tomarse un descanso de seis meses.

Al respecto dice que “no le pagan a los actores como antes“. A Sweeney le pagaron aproximadamente 25.000 dólares por episodio para la temporada uno de Euphoria, lo que da un total de 200.000 dólares. Además, explica que debe repartir parte de ese salario con su equipo: “5% para mi abogado, 10% para mis agentes y 3% o algo así a mi director comercial“.

Instagram @sydney_sweeney

También agrega que “las estrellas establecidas aún ganan bien […] Yo tengo que pagarle a mi publicista todos los meses y eso es más que mi hipoteca.” Aparte del problema del dinero, en la misma entrevista dejó entrever que Hollywood detrás del telón no es tan glamuroso como parece. Según Sweeney Hollywood “está hecho para que traiciones a las personas” y que ha visto cómo hay quienes dicen falsamente que se apoyan entre ellos dentro de la industria.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Sydney Sweeney (@sydney_sweeney)

Todos estos temas han hecho que los niveles de estrés de la actriz hayan subido bastante. Además, debido a su calendario de proyectos, todos muy cercanos en fechas, dice que “no puede dormir” y siente presión al respecto de mantener el ritmo que ha tenido su carrera en el último tiempo.

Esperemos que Sydney logre encontrar un balance entre su carrera, salario y vida personal, para que así no tenga que estar expuesta a grandes niveles de ansiedad que terminen por afectar su salud mental.