Por Carolina Lamatta
30 enero, 2018

¿Podemos separar las cintas de sus asquerosos creadores?

Kevin Spacey, Dustin Hoffman, Ben Affleck, Louis C.K., Steven Seagal, Oliver Stone, Ed Weswick, Nick Carter, Jeremy Piven, Roman Polanski, Woody Allen, James Franco y Harvey Weinstein, son unos monstruos, o al menos eso es lo que piensan todas las mujeres que fueron acosadas y abusadas sexualmente por ellos. Algunos han admitido la culpa, otros la siguen negando, pero en este momento hay una sola cosa segura, las voces de las mujeres están sonando más fuerte que nunca y esta vez, no permitiremos que sean ignoradas, pero ¿qué hacemos entonces?

Pop Sugar

Cuando el New York Times publicó el reportaje donde una serie de mujeres acusaban al productor Harvey Weinstein de abuso sexual, en ningún momento dudé de ninguna de sus víctimas. Cuando Angelina Jolie, Scarlett Johansson y Meryl Streep se pronunciaron en contra del abuso de los hombres en Hollywood, me puse de su parte enseguida. Cuando las actrices se vistieron de negro para asistir a los Globos de Oro en forma de protesta, me sentí orgullosa.

AP

Cuando me enteré de que Roman Polanski había violado a una niña de 13 años, que había sido juzgado en Estados Unidos y que había escapado a Francia, me negué a ver sus películas. Pero cuando salieron a la luz las acusaciones en contra de James Franco no supe qué hacer. Lo mismo me pasó con Woody Allen.

AP

Woody Allen fue el primer director que decidí que me gustaba. Antes de él, sólo veía las películas, sin fijarme mucho en quién las dirigía. Me parecía que Allen tenía un estilo muy característico, tan soñador y realista a la vez, que me daba justo en el gusto. Por eso, cuando supe que había tenido una relación con su hija adoptiva Soon-Yin Previn, de 20 años teniendo él 55, hice como si no fuese nada. La chica era mayor de edad y había dado su consentimiento ¿por qué habría de importarme esa diferencia?

Slate

Pero con todo el ajetreo sobre los escándalos sexuales de los últimos meses, por supuesto que el nombre de Allen salió a la luz y también la acusación de su hija adoptiva, Dylan Farrow. La chica dijo que el director de «Una noche en Paris» abusó sexualmente de ella cuando tenía 7 años. Pese a que esta acusación se hizo hace años, recién ahora se está tomando en cuenta. El movimiento en contra del abuso es tan fuerte que ya no se puede ignorar y aunque duela yo tampoco puedo hacerlo.

The Sun

Digo aunque duela porque me encanta «Cafe Society», «Under the Moonlight» y «Vicky Cristina Barcelona», y porque me moría por ver la nueva película del director con Kate Winslet, «Wonder Wheel», pero no quiero seguir apoyando a un hombre que ha pasado a llevar así a una niña.

Amazon Studios

Dejar de ver las cintas de Woody Allen o las de James Franco no es una decisión fácil. Franco acaba de recibir un Globo de Oro por su actuación en la película que están llamando su obra maestra, y si tomo esta decisión no podré ir a verla.

The Atlantic

La escritora Claire Dederer, redactó en The Paris Review Daily la pregunta del millón: ¿Podemos separar a los monstruos de su arte? Estos actores no son los únicos artistas que han hecho atrocidades como esta, pintores y escritores lo han hecho antes, y aún así seguimos leyendo sus libros y admirando sus pinturas. Además, una película requiere de la participación de decenas de personas, ¿tenemos que condenar a todo el equipo de producción por el error de uno? ¿tenemos que culpar a Kate Winslet, a Kirsten Stewart y a Emma Stone, por haber trabajado con el hombre equivocado?

AP

No es fácil la respuesta. Sólo sé, que porque algo se haya hecho antes, no quiere decir que esté bien. No estaba bien cuando los blancos esclavizaban a los afroamericanos y tampoco está bien que se discrimine a los afroamericanos ahora. No estaba bien cuando ignorábamos los abusos que cometían los hombres poderosos y famosos en contra de las mujeres, y tampoco lo está ahora.

Variety

Es fácil criticar a estos hombres y decir que son unos asquerosos mientras sigues viendo sus películas, tan fácil como decir que no soportas el maltrato animal, mientras te comes un pedazo de carne. Finalmente la decisión está en cada uno, dependiendo del caso y de la acusación. A veces, cuando crees en algo, tienes que sacrificar algunas cosas para que se haga posible.

AP

Yo creo que ya fue suficiente abuso en contra de la mujer, que ya es hora de que se acabe el tiempo en el que los hombres reciban sueldos más cuantiosos, se lleven todo el crédito por el trabajo y de que tengan más oportunidades que las mujeres. 

¿En qué crees tú?