Por Leonardo Granadillo
18 diciembre, 2018

A pesar del éxito la artista mantiene su sencillez, no quiere dejar de dar clases en el preescolar de su zona.

Llegó de casualidad al casting, la que en realidad iba a realizar la audición era su hermana, y hasta creyó que podría ser todo un engaño. Lo que más nos gusta a nosotros y al mundo de Yalitza Aparicio además de sus dotes para la actuación es su historia, la cual nos enseña que no hay estereotipo que pueda contra el talento.

Sin dominar el dialecto indígena la joven de 25 años aprendió mixteco para obtener el papel, y gracias a su esfuerzo hoy está en la portada de enero 2019 de Vogue de una de las revistas más conocidas a nivel mundial. A un costado podemos apreciar el ‘Una estrella a nacido’ en reconocimiento a su gran trabajo, también se puede leer en la lengua indígena «In tiu’n ntav’i» (o algo así). 

Con su sencillez característica aparece en primera plana, con un maquillaje sencillo pero vestida por grandes marcas como Dior y el diseñador Joseph Altuzarra.

La joven se dio a conocer con la película de Netflix Roma de Alfonso Cuarón, donde encarna a una empleada doméstica llamada Cleo de clase media mexicana en los años 70, papel que la hizo ganar un lugar en el top 10 de mejores actores y actrices del 2018 del New York Times.

«Se están rompiendo ciertos estereotipos de que solamente personas con cierto perfil pueden aspirar a estar en una película o una portada de revista. Están conociendo otras caras de México y es algo que me hace tan feliz y orgullosa de mis raíces»

Yalitza Aparicio a Vogue

Que sigan los éxitos para personas que inspiran, que demuestran que no hay obstáculos y que nos invitan a atrevernos a aquello que nos da miedo por no cumplir con ciertos estereotipos.