“Creí en el personaje de todo corazón y, al principio, la gente de Disney estaba molesta”, declaró el actor durante el juicio al que se enfrenta con Amber Heard. Para el estudio, el famoso pirata solo sería un “espadachín que pelea poco”.

El juicio entre Johnny Depp y Amber Heard ha sido, y creemos que será, uno de los más polémicos en la historia de Hollywood. Acusaciones entre ambas partes, famosos involucrados y una industria completa interviniendo en el caso, no hay dudas de que ha llamado la atención de todos.

En ese sentido, durante la batalla legal, se han conocido muchos detalles detrás de las cámaras de famosas cintas como Piratas del Caribe, y es que Depp no se ha limitado a contar “lo difícil” que fue comenzar con su icónico personaje de Jack Sparrow.

Getty Images

Como sabemos, una vez que el artículo de Amber Heard donde se declaraba “víctima de violencia doméstica”, Depp fue desligado de grandes proyectos como Animales Fantásticos y se rompió el acuerdo para una Piratas del Caribe 6. Por esa razón, el actor está usando este argumento para demandar a su exesposa por difamación, la que arruinó su carrera.

Durante el interrogatorio, Depp, entre otros detalles, aseguró que había sido él creador del Jack Sparrow que todos conocemos: “Incorporé mis notas al personaje y le di vida, para disgusto de Disney inicialmente. Creí en el personaje de todo corazón y, al principio, la gente de Disney estaba un poco molesta“, declaró el intérprete.

Disney

Si bien, en el juicio no declaró cuáles fueron esos cambios, no es la primera vez que lo menciona. Durante el Festival de Cine de Zurich, el actor dijo que la primera versión de Sparrow tenía mucho menos carisma que la que finalmente se vio en pantalla.

“En el guión original, el Capitán Jack estaba escrito como un espadachín, un pirata que se balancea, pelea un poco y luego se balancea, agarra a una chica y eso es todo”, cuenta el actor, “Yo tenía diferentes ideas para él. Esto suena raro, pero el Capitán Jack nació en una sauna“.

Según detalló, usó un truco muy peculiar para llegar a la esencia del personaje: “Pensé que este tipo ha estado en alta mar la mayor parte de su vida y, por lo tanto, ha lidiado con un calor ineludible en el cerebro. Así que puse la sauna a unos 1000 grados y me senté allí todo el tiempo que pude hasta que empezó a afectarme mentalmente”, desvelaba Depp en el encuentro tal y como recoge Collider.

“Eso me dio la idea de que su cerebro está frito. También en términos de su lenguaje corporal, sentí que cuando estuviese en el barco estaría bien, tendría ‘piernas de mar’, pero cuando estuviese en tierra no puede tener ‘piernas de tierra’. Estaría tambaleante y Disney no estuvo de acuerdo”, agregó.

De esa forma fue como comenzó a darle vida al icónico personaje, como también a tener sus primeros problemas con Disney.

Disney

Tal como mencionó en el juicio, y en otras declaraciones, los ejecutivos de Disney tuvieron muchos problemas con sus propuestas, sobre todo en vestuario. “Cuando me presenté, ellos estaban como ‘¿Qué están haciendo?’. Y recibí llamadas telefónicas: ‘Tienes que quitarte esas cosas colgantes y, ¿qué es eso de tu cara? ¿Qué le pasa? ¿Está enfermo mentalmente, se retiró hace mucho tiempo, está increíblemente borracho o es gay?‘. Mi respuesta fue: ‘Lo siento, ¿no saben que todos mis personajes son homosexuales?”, aseguró.

Al estar tan involucrado en la construcción de Jack Sparrow, Depp decidió darle un ultimátum a Disney, donde aceptaban lo que les proponía o se retiraba del proyecto, pues no iba a dar su brazo a torcer con sus ideas. Incluso, ver que los guionistas no estaban de acuerdo con sus ideas, le dio más energía para seguir construyendo al personaje.

Johnny Depp aclaró que no volverá a la franquicia de Piratas del Caribe, pero su personaje quedará en la historia por siempre.