Por Camila Cáceres
26 abril, 2017

El color violeta de su ropa no es coincidencia. Es trágico.

Los niños no deberían morir. Ése es un imposible que llevamos todos dentro, pero de verdad. Somos los adultos quienes declaramos guerras y creamos armas. Somos los adultos los que cometemos crímenes terribles con total conocimiento de causa. No soy de esos que creen que los niños son físicamente incapaces de hacer maldades, pero no las hacen con verdadero conocimiento de daño. Son inocentes.

Caters

Dean Brennan y Aidan McAteer, de 27 y 23 años, por el otro lado, sabían perfectamente lo que hacían cuando robaron ese Ford Fiesta que tanto les tentaba.

Sabían que aceleraban por calles transitadas, pero la vida de otros no les pareció tan importante como el beneficio que podía traer esta carrera para la suya.

Caters

Por eso es que el dar de lleno con una niña y su abuela ni siquiera se detuvieron a ver qué había pasado, y huyeron a todo lo que motor daba.

Violet-Grace, de sólo cuatro años, sobrevivió para ser abrazada una última vez por su madre, Rebecca.

Su abuela quedó en silla de ruedas.

Caters

Los asesinos fueron detenidos eventualmente y oirán su condena el 19 de mayo.

Los padres de Violet prepararon un funeral que realmente te hace pedazos el corazón, usando todas las cosas que su hija tanto amaba: Una carroza de princesa. Canciones de Trolls y Frozen.

Caters

Todos los “invitados” debían usar el color favorito de la niña: violeta. Su madre se tiñó el cabello y su padre usó una corbata en tono pastel.

Caters

Podría haber sido un cumpleaños, pero gracias a la indolencia de dos adultos, estos padres sólo podrán celebrar a su pequeña en recuerdos.

Sólo puedo desearles a sus padres toda la fuerza del mundo.

Te puede interesar

Vas a envejecer

19 diciembre, 2014