Por Camila Cáceres
20 diciembre, 2016

El desconocido estaba tan borracho que pensó que la niña era un enano.

Un familia de de Tempe, Arizona, vivió la peor pesadilla imaginable. Alrededor de las 2:30AM del pasado jueves 15 de diciembre, el padre oyó el llanto de su hija de 2 años. No venía del parlante que les conectaba con su cuarto, sino de la sala, así que se levantó corriendo a ver qué pasaba y encontró el horrible escenario: Un hombre notablemente ebrio a quién jamás había visto antes en su vida estaba en el sofá, con su hija en brazos.

“Soy tu amigo”, habría dicho el extraño antes de lanzar a la niña sobre un sillón.

Maricopa County Sheriff’s County

Según el reporte de la policía, el padre contuvo al hombre mientras la madre de la niña llamaba al 911.

El hombre fue identificado como Oren Aharon Cohen y su intoxicación era tal que debieron esperar hasta el día siguiente para interrogarlo.

La niña, mientras tanto, se encontró sólo asustada, pero sin daño aparente.

Maricopa County Sheriff’s County

El reporte continua:

“Oren indicó con un 100 por ciento de seguridad que no realizó actos sexuales contra la víctima en este incidente. Cuando se le explicó a Oren que la víctima era una niña de 2 años se alteró mucho y rompió a llorar. Oren dice que nunca lastimaría a un niño y no recuerda los detalles del incidente porque estaba totalmente ebrio”.

Estaba tan ebrio, de hecho, que según su declaración, pensó que la niña era un enano.

The Washington Post

Cohen es un ciudadano Israelí de visita en Estados Unidos y los cargos que enfrenta son allanamiento de morada, agresión y secuestro.

¡De terror!

Puede interesarte