Por Gillian Armstrong
31 marzo, 2018

Pensamos que habíamos vencido, pero aún es permitido torturar de esta forma a 5.000 focas.

La práctica de caza de foca parecía ser una victoria que había quedado atrás. Miles de estos mamíferos eran asesinados  de una terrible forma para poder extraer sus pieles y venderla a un alto valor. Con una herramienta llamada ‘hakapik‘ (parecida a una picota) golpean fuertemente al animal hasta dar con su fin. 

Desde el 2009 en Canadá todo ha ido avanzando en este sentido, de hecho, desde el año 2009 la Unión Europea prohibió la importación de productos derivados de la caza comercial canadiense de focas debido a las prácticas inhumanas para matar estos mamíferos.

Youtube

La buena noticia es que este comercio se ha contraído de una manera importante. Además, el número de cazadores ha disminuido de 5.600 en el año 2006 a sólo 400 en el 2014.

Pero este mal aún perdura y miles de focas siguen sufriendo por quienes realizan este trabajo sin piedad alguna.

“Cada primavera en la costa este de Canadá, los cazadores zarpan en sus barcos en aguas peligrosas o corren a través de las piezas flotantes de hielo en un intento de matar a las crías de foca como sea posible en el poco tiempo disponible. Las crías de foca, la mayoría demasiado jóvenes para escapar, son fusiladas o golpeadas con un palo de madera con clavos llamado hakapik”.

Comenta la International Fund for Animal Welfare (IFAW). 

Youtube

Pero ahora todo está comenzando a ir en retroceso y es que en la costa de la Isla Terranova, la apertura de la temporada de caza de focas ha sido adelantada en dos semanas, lo que ha indignado a un sinnúmero de organizaciones defensoras de los animales.

Durante este período, el cual comenzó el martes y termina el siete de abril, se permite la caza de hasta 5.000 focas rayadas adultas, mientras que la caza de las focas de capucha estaría prohibida durante ese tiempo.

Youtube

Desde la institución defensora, comentaron que tradicionalmente este tipo de caza estaría prohibido hasta mediados de abril, ya que en este período las madres aún estarían pariendo crías a las que alimentan con leche.

«Abrir la matanza anual antes del destete de las crías aumenta el peligro de que las hembras que amamantan sean sacrificadas y que las crías mueran de hambre».

Comentaron, añadiendo que además estos animales tienen que sufrir las consecuencias del cambio climático, lo que ha aumentado la mortalidad de esta especie.

Youtube

«La caza en esta época perturba el apareamiento, lo que puede poner en peligro la vida de la próxima generación de focas rayadas»

Los activistas canadienses han insisto al primer ministro Justin Trudeau en reiteradas oportunidades para que de una vez por todas prohíba este tipo de caza tan sanguinaria.

Una de las cosas por la que protestan es que después de asesinar a las focas dejan su carne tirada en el lugar, algo que no corre para el resto de los animales. Un total desperdicio ya que su principal objetivos son sus pieles para crear extravagantes prendas.

Youtube

“Se han gastado millones de dólares de los impuestos para apoyar esta industria moribunda desde los años 90, pero eso no ha impedido que el mundo le dé la espalda a los productos sacados de la foca”

Explica la compañía, agregando que ya son 35 los países que han prohibido la importación de este tipo de comercio.

Ningún ser vivo merece un sufrimiento de este calibre. Entre los cazadores no existe piedad al momento de asesinar de una manera tan cruel a estos animales y oponernos a esta práctica e incentivar al mercado a prohibir la tortura a los animales es una forma de contribuir a formar el mundo que muchos de nosotros soñamos. 

 

 

Puede interesarte