Por Javiera Spröhnle
16 marzo, 2017

La escalofriante historia de uno de los estafadores más grandes de la historia de Chile.

Si Rafael Garay ya era conocido en su país natal Chile como un prestigiado economista que daba consejos de inversión y ahorro en los medios de comunicación, hoy es imposible que nadie lo reconozca. Su nombre lleva nueve meses cubriendo los titulares de todas los noticieros. El suyo, no es un caso simple de estafa, sino que fue mucho más allá, cuando hizo creer a todo un país que estaba a punto de morir de cáncer, con tal de poder escapar.

El 13 de junio de 2016, el autodenominado economista, Rafael Garay, publicó una carta en su cuenta de Facebook personal, donde anunciaba que dejaría todas sus actividades laborales (trabajaba en medios de comunicación nacionales y tenía una impresa de inversiones) porque tenía un tumor cerebral cancerígeno que pronto le quitaría la vida. 

Ahoranoticias

“Este es un comentario muy duro para mis amigos. Hace un tiempo atrás me fue detectado un glioblastoma. Esto es un tumor, una suerte de cáncer cerebral. Era asintomático hasta ahora, que he decidido hacerlo público, porque ya tengo muchos síntomas. Antes de 21 días renunciaré a todas mis actividades laborales y profesionales para focalizarme sólo en esto. Mis inversionistas recibirán sus dineros de las ganancias, obviamente sin la comisión. Dejo directorios y medios de comunicación. Dejo todo. Sólo quería disculparme si alguna vez dañé u ofendí a alguien. También agradecer el cariño de todos. Es un momento difícil, pero espero poder conversar con cada uno de ustedes en los próximos días. Un abrazo grande a todos. Rafael”. 

– Rafael Garay, en Facebook –

“Mis inversionistas recibirán sus dineros de las ganancias, obviamente sin la comisión”, sería una de las promesas que jamás cumplió. El 4 de septiembre, dejó Chile para tomar un vuelo rumbo a París, Francia, donde se sometería a un supuesto tratamiento para su cáncer cerebral. Volvería el 14 del mismo mes, pero sólo unos pocos días antes de su regreso desapareció sin dejar rastro.

Carabineros de Chile

Su familia comenzó a desesperar. Pusieron una denuncia por presunta desgracia y todos los medios de comunicación empezaron a especular desde secuestro hasta suicido. Nadie sabía dónde estaba Rafael Garay. 

Cuando las investigaciones arrojaron que Rafael jamás había estado internado en el hospital de Francia que había dicho, ni en ningún otro hospital del país, la situación se volvió dudosa. El 21 de septiembre se descubrió que Rafael había estado en el consulado de Bucarest, Rumania, solicitando un certificado de soltería. Se empezó a especular que el hombre se casaría en ese país, para evitar ser extraditado a Chile. 

Ahoranoticias

Poco a poco algunos de los 38 clientes a los cuales el ‘economista’ había estafado, comenzaron a denunciar y la Interpol de Chile estableció inmediatamente una alerta roja con su nombre por el delito de apropiación indebida, por un monto de más de US$ 1,2 millones. Rafael Garay pasó rápidamente de ser una persona desaparecida a ser un prófugo de la justicia. 

Uno de los tantos afectados fue el conocido periodista nacional, Ivan Núñez, con quien Rafael había sostenido una amistad por aproximadamente 6 años:

“Sigo anonadado. Yo no soy un hombre de mucho dinero, esos eran los ahorros de toda mi vida. Lamentablemente mi esposa, Marlene, también confió en mi amistad con él e invirtió su dinero. Más que eso, me duele haberme equivocado, pensé que Rafael era uno de los tres o cuatro amigos que cuento con una mano”.

– Ivan Núñez –

Chilevisión

El afectado periodista, también recordó algunos episodios en los que, estando de visita en el departamento de Rafael, este tuvo algunas “descompensaciones producto de su enfermedad”.

“Lo escuchaba vomitar en el baño, salía descompuesto. Lloró, me abrazó, todo muy dramático. En un momento me dijo ‘yo te voy a defraudar, yo no soy la persona que tú crees que soy’, yo no entendía a lo que se refería hasta ahora”.

– Ivan Núñez –

elmostrador

Pero Ivan no era el único afectado. Su novia, Antonella Torelli, estaba esperando un hijo de Rafael y ya empezaba a darse cuenta que él jamás volvería y que, al parecer, el padre de su hijo no era tan bueno como parecía.

La enfermera de profesión, se acercó a la policía y confesó que ya hace un tiempo tenía dudas respecto al supuesto estado de salud de su pareja. Además, contó que se había enterado que él tenía otra mujer en Rumania, lo que aumentaría las sospechas de que Rafael pretendía casarse en el país, para evitar la justicia chilena. También, Antonella reveló algunos aspectos de su personalidad como el abuso de drogas, alcohol y maltratos. 

Chilevisión

El 7 de octubre, salió a la luz una carta, supuestamente escrita por Rafael Garay, en la que negaba cualquier acusación de estafa. En ella, pedía ayuda y explicaba que su situación de salud era muy complicada, que respondería por el tema de las estafas, pero que él era inocente.

Ahoranoticias

Sólo 10 días después de eso, fue detenido en la ciudad de Brasov por portar documentación falsa. La justicia nacional lo dejó con detención domiciliaria y así algunos medios de comunicación chilenos pudieron hablar con él. Lo único que tuvo para decir fue:

“Si hubiese querido esconderme, nunca más me habrían encontrado. Ustedes no tienen idea del daño que me han cometido. No había hablado antes porque no habían cargos en mi contra, así que no veía la obligación de hacerlo. No hay un trato justo hacia mi persona y en Chile me han creado una imagen de monstruo en base a mentiras”

– Rafael Garay –

Tele13

Pero las pruebas seguirían demostrando lo contrario. El 23 de noviembre el Fiscalía Centro Norte de su país, anunció que tenían en su poder una ficha médica en la que se descartaba rotundamente que Rafael tuviese algún tipo de tumor o cáncer cerebral. Estaba comprobado: le había mentido a todos, incluyendo a su familia.

Radio Cooperativa

Pasaron casi tres meses hasta que la Justicia de Rumania autorizó la extradición de Rafael Garay. Su abogado, Rainiero García de La Pastora, aseguró que su cliente estaba “muy ansioso” por volver a su país y explicar bien a la justicia, su versión de los hechos. 

Radio cooperativa
Radio Cooperativa

Después de varios meses de especulaciones, por fin Rafael Garay se encuentra en Chile. Llegó al país a eso de las 10 de la mañana del día de hoy, en el vuelo Airfrance 406, luego de hacer una escala de siete horas en Francia. Su presencia en el avión causó gran revuelo… y todo el país está expectante por saber qué determinará la justicia. 

Y tú, ¿le crees?

Te puede interesar