Por Juan David Montes
3 enero, 2017

Escúchalo y emite tu veredicto.

Entre los juguetes más vendidos en Estados Unidos durante la reciente temporada navideña estuvieron los «ejemplares» de Hatchimals. Se trata de juguetes en forma de ave que literalmente nacen de un huevo. Con el paso del tiempo también aprenden a hablar, pero durante lo que equivale a su incubación emiten lo que se supone que son tiernos sonidos sin significado alguno.

Pero esto no fue lo que le pareció escuchar a varios padres preocupados de que el Hatchimal que le compraron a sus hijos en realidad está empleando un lenguaje poco apropiado para menores de edad.

Como en el caso de Nick Galego, quien compartió este video en YouTube acusando al juguete de decir «fuck me» (jódeme).

Mientras que algunos concuerdan con Nick, otros usuarios de YouTube sugieren que en realidad el ovíparo artificial está diciendo «hug me» (abrázame) o que los sonidos emitidos no tienen sentido alguno.

Pero Nick no está solo. Otros videos publicados en YouTube acusan al juguete de sus malas maneras al hablar.

¿Escuchas la palabra con ‘f’ o crees que es una exageración?

BuzzFeed News contactó a un representante de Spin Master, la compañía fabricante de los Hatchimals. Esto fue lo dicho por Tara Tucker, vicepresidente global de comunicaciones y mercadeo:

«Los Hatchimals se comunican hablando con su propio y único lenguaje, el cual está hecho de sonidos aleatorios, y otros ruidos, que incluyen temblores cuando tienen frío y ronquidos cuando tienen sueño».

Sin embargo, este juguete tiene la habilidad de aprender a hablar. Así que es posible que digan «fuck you, bitch» (jódete, perra). Como en este caso:

Y pensábamos que los Furbies eran aterradores…

Puede interesarte