Por Gillian Armstrong
24 Marzo, 2017

En el video se puede ver cómo el cobrador de un servicio de transporte urbano tiene una reacción que dejó a los pasajeros indignados.

Un agresivo video ha estado viralizándose en las redes, en el cual se puede ver un caso de abuso físico a un hombre de solo 70 años. Todo este caso habría sucedido en Puno, Perú sólo porque el anciano se rehusaba a pagar los 80 céntimos que el cobrador de un transporte público urbano le exigía para llevarlo a su destino. 

El pasajero no reacciona de la mejor forma ante lo que le ordena el cobrador e intenta detenerlo agarrándolo de su chaqueta.

Como respuesta, al joven responsable no halló una mejor solución para acabar con la discusión que pegarle al anciano fuertes codazos en su rostro que lo dejaron sentado al instante. 

Después de lo sucedido le responde “que baje y que no joda”.

#PUNO. Anciano de aproximadamente 70 años de edad quien se negó a pagar la suma de 80 céntimos por pasaje de servicio urbano fue agredido por cobrador de la linea 21 en la ciudad de #Juliaca.En las imágenes se puede observar que el anciano le pide que le devuelva 20 céntimos al cobrador quien luego de un forcejeo le propina dos fuertes codazos al poblador quien queda convaleciente producto del fuerte golpe.Seguidores de las redes sociales piden identificar al agresor y darle una sanción ejemplar.

Posted by HBA Noticias on Saturday, March 18, 2017

Los pasajeros estaban indignados ante tal situación y reclamaban que aún no se había aprobado el cobro de los 80 céntimos. Seguramente el anciano estaba acostumbrado a pagar un monto más bajo y cuando le exigieron más, hubo confusión.

Ante tal injusticia, el agredido se bajó de la combi y los pasajeros continuaron su rumbo. Posteriormente registraron el número de patente del vehículo en el que sucedió todo para hacer las denuncias pertinentes.

El video fue publicado en Facebook y ha llevado a muchos usuarios a protestar por tan abominable situación.

Esperemos que hagan algo contra el responsable de tanta violencia. Si bien el anciano no se comportó en un principio de la mejor forma, definitivamente no se merecía tan fuertes golpes por parte de alguien mucho más joven que él. El abuso está en todas partes y como sociedad debemos unirnos para acabar con él. 

 

Te puede interesar