Por Javiera Spröhnle
12 abril, 2017

Manuel viajó de España a Reino Unido.

Era el 2009 y el español Manuel Pons Sánchez se presentaba en el conocido programa de talentos británico X-Factor. Causó sensación, pero, también levantó luces de alarma. Para la policía de España su cara era bastante conocida: Manuel tenía pendiente una condena por violación. 

El 2007, el hombre de 46 años, era condenado a 23 años y 6 meses de prisión por un crimen que había cometido 3 años atrás. Manuel, había sido declarado culpable por golpear, amarrar a una cama y violar a una niña de 10 años que, sin duda alguna, presentaría un síndrome postraumático de por vida.

Facebook

Escapó al Reino Unido y ahí se arraigó en Liverpool donde trabajó en un hospital de Prescot, por lo que la orden de arresto emitida en su país de origen jamás pudo hacerse efectiva.

Youtube

Hoy, ha sido pedida su extradición y, mientras el equipo de producción de X-Factor Reino Unido aseguran que jamás supieron que se trataba de un prófugo de la justicia, las autoridades del país argumentan que hubo una falla en la notificación por parte de la policía española.

Lo bueno de todo esto, es que la poco astuta movida de Manuel logró que la policía por fin lo capturase. Prácticamente se entregó él solo.