Por Javiera Spröhnle
13 marzo, 2017

“Se quedará huérfana muy pronto y, además, se verá obligada a cuidar a unos padres ancianos”.

26 de mayo del 2010 y Gabriella y Luigi De Ambrosis recibían a la hija que tanto habían deseado y que por fin, gracias a una fecundación ‘in vitro’, había llegado a sus vidas. A pesar de su avanzada edad, Gabriella de 49 años y Luigi de 61, estaban radiantes de tanta dicha y más que preparados para ser padres. Hasta que, sólo un mes después de su nacimiento, recibieron una carta del juzgado. 

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Un vecino los había denunciado por abandono. Aparentemente alguien del barrio en el que vivían en Turín, Italia, había visto a la niña, sola, durmiendo en el coche. Luigi alegó ante el juez que sólo se trató de unos segundos, mientras él descargaba la compra del supermercado del auto: “no quise despertarla”, dijo, y el tribunal falló a su favor. 

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Pero, la pesadilla que este matrimonio sufriría, apenas comenzaba. Si bien la demanda por abandono fue desestimada, el tribunal consideró que Luigi y su esposa Gabriella, eran demasiado ancianos para cuidar de su pequeña. Dijeron: “Se quedará huérfana muy pronto y, además, se verá obligada a cuidar a unos padres ancianos, con posibles graves patologías o minusvalías”. Por eso, les quitaron la custodia y la niña fue entregada a una familia de acogida.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

De eso han pasado 7 años, siete años en los que la pareja De Ambrosis no ha dejado de luchar por la custodia de su hija. Siete años que les pesan en el cuerpo, Gabriella ya de 56 y Luigi de 68 años de edad, pero con más energía que nunca para hacerse cargo de su amada hija. Hija que, a su vez, ha vivido durante todos estos años con la familia de acogida.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

El Tribunal de Apelaciones ha confirmado la sentencia: la niña se dará en adopción. Esto significa que ahora podrá ser adoptada definitivamente por la familia con la que vive desde hace casi siete años.

El tema a generado debate e indignación, pero la abogada defensor Adriana Boscagli, asegura que recurrirá al Tribunal Supremo, pues “los padres son absolutamente capaces de cuidar a la niña”.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

¿Qué se debería hacer en este caso, según tú?

Te puede interesar