Por Javiera Spröhnle
16 marzo, 2017

La tenía encerrada en el baúl del vehículo.

Hay muchas cosas a las que uno le puede temer en la vida. Una de ellas es que te asalten o peor que te secuestren. Desde el minuto que otra persona toma control sobre ti ya nada te asegura por cuánto tiempo permanecerás viva. El temor de no ver más a tu familia, la incertidumbre de qué pasará… debe ser una de las sensaciones más horrorosas del mundo.

Getty

Eso fue lo que sintió una mujer de Alabama – cuya identidad se ha mantenido en el anonimato – el martes pasado, cuando un tipo se le acercó pidiéndole dinero y que, al saber que ella no tenía nada, la forzó a subir al maletero de su auto. La había secuestrado. 

Ahí, a oscuras, la mujer de 25 años de edad, sintió que el auto se detenía y que su secuestrador se bajaba. Entonces, supo que esa podía ser su única oportunidad de sobrevivir. Comenzó a intentar abrir el maletero del auto. El vehículo se volvió a mover. La velocidad aumentó…y por fin, pudo abrirlo y saltar hacia su escape.

Mientras tanto, el secuestrador se había estacionado en una gasolinería, donde se detuvo a sacar algo de dinero en el servicentro. Cuando dejó la tienda, lo próximo que vieron los dueños, fue a una mujer correr a toda velocidad y entrar histérica gritando. Se había logrado escapar de su secuestrador.

Youtube

El dueño de la tienda llamó rápidamente a la policía, quienes gracias a las cámaras de seguridad, que dejaron todo grabado, pudieron sacar algunas imágenes del delincuente. A través de su cuenta de twitter, hicieron un llamado a la ciudadanía a delatarlo si alguien lo reconocía. 

“¿Reconocen a este hombre? Persona de interés en un reciente robo/secuestro. Por favor contactar a Birmingham Police”

Sobre la mujer, dicen que quedó con algunas lesiones leves por el salto del auto en movimiento, pero que además de eso, está completamente bien físicamente. Lo que demorará en recuperar será su psiquis, pues aún no supera lo acontecido. 

Es de esperar que le vaya a costar seguir adelante. Pero, por fortuna, logró escapar y hoy tiene la posibilidad de estar a salvo.