EF ofrece programas de estudios en el exterior y cursos de idiomas en inglés y en otras 6 lenguas. Viaja, conoce el mundo y aprende un nuevo idioma en cualquiera de las 44 escuelas EF que encontrarás en 17 países alrededor del mundo. Ver más

¿Lo has experimentado?

Trasladarse al extranjero y empezar de nuevo en un país diferente es una de las experiencias más aterradoras y, a la vez, estimulantes que hay. La vida, tal como la conoces, cambiará, y no nos referimos solo a cambiar de dirección y de detergente para la ropa.

De hecho, si aún no te animas a probar esta magnífica experiencia, creo sinceramente que es hora de que lo intentes. ¡Infórmate aquí y atrévete!

1. El hogar está donde está el corazón

Cuando te trasladas al extranjero, te unes a un club especial: tendrás dos direcciones, hablarás dos idiomas y llevarás dos tipos de moneda en la billetera. Siempre formarás parte de dos mundos, tu nuevo hogar y el antiguo. Probablemente, se seguirá enviando parte de tu correo a casa de tus padres o tendrás un montón de cajas almacenadas en el sótano de un amigo.


2. Los paquetes con provisiones son muy importantes

El mejor regalo para mi, comida. En este caso #DULCES #amigoinvisible

A photo posted by Jhon Reyes (@jhonreyes001) on

A pesar de que hoy en día se puede comprar en línea casi cualquier cosa, recibir un paquete de provisiones (una caja con comida de casa, recuerdos y cosas que te gustan) es de las mejores cosas que te pueden pasar estando lejos. Por supuesto, todo lo que haya en dicho paquete sabrá un millón de veces mejor que otra comida que no haya viajado por todo el mundo…


3. Las despedidas se hacen más fáciles (en cierto modo)

Amamos esa sensación maravillosa cuando emprendes una nueva #aventura #EFChile #EF

A photo posted by EFChile (@ef_chile) on

Aunque a casi nadie se le da bien decir adiós, las despedidas se hacen algo más fáciles con el tiempo. Y es que si bien la primera vez puede ser muy dolorosa, con la experiencia vas aprendiendo el arte de desconectar todos tus órganos emocionales. Además, ya sabes que después de un “adiós” hay siempre un “hola”.


4. Las amistades se intensifican

Trasladarte lejos y poner una gran cantidad de agua o de tierra entre tú y la gente a la que quieres es duro. Verás enseguida quién se desvía de su camino para estar en contacto o quién usa sus días de vacaciones para hacer una visita. Habrán personas que se distancien, pero otras se acercarán, y eso será una buena enseñanza.


5. Las dificultades parecen diferentes

#traveling #travel #erasmus #alpes #flight #sky #airdolomiti #picoftheday #freedom #theroadgoeseveronandon #blue

A photo posted by Aliena Di Shiring (@alienadishiring) on

Por supuesto, vivir fuera es increíble. Pero seguirás teniendo que pagar cuentas, desatascar inodoros y recuperarte de desagradables resfriados. Que vivas en otro país no significa que desaparezcan tus problemas y que todo vaya a ser perfecto. La fase de luna de miel se acabará y dará igual dónde estés: lo cierto es que todos debemos tomar responsabilidades…


6. El show continuará (y te acostumbrarás a ello)

Lo cierto es que pasarán cosas emocionantes sin que tú estés presente: se casarán amigos, nacerán niños y se harán fiestas míticas. Seguramente te pierdas mucho de eso y es realmente difícil de aceptar, pero debes encontrar la forma de manejar tus emociones y poner en la balanza los puntos positivos y los negativos.


7. Verás tu hogar de una forma totalmente diferente

Es posible que te hayas trasladado al extranjero por culpa del clima o de las calles con mucho tráfico… Pero si le explicas a alguien de otro país de dónde eres, se sentirá interesado o fascinado por tus fotos o descripciones. Esta percepción externa hará que tengas más aprecio por ese lugar del que normalmente te quejas. La ausencia aviva el cariño y el patriotismo.


8. Haz como los locales

#Wurst #Germany #Erasmus Aprendiendo a ser un buen alemán

A photo posted by Fran Martinez (@_franciscodavid) on

Se empieza aprendiendo el idioma local, pero consiste en mucho más que en entender conversaciones. Sabrás cuándo ir al mercado para conseguir las mejores ofertas, encontrarás una cafetería que te enamore y tendrás discusiones apasionadas sobre las elecciones locales. Te integrarás y te darás cuenta de que «haces lo que hacen los locales», y eso es algo fantástico.


9. ¿Hogar? ¡Hogar!

Empezamos el martes con una impresionante vista. #efmoment en #seattle #USA por @idoia.alvira

A photo posted by EFChile (@ef_chile) on

Resulta difícil responder a la pregunta de dónde está tu hogar, ya que suele implicar una larga explicación… A veces, está de verdad dónde está el corazón (o tal vez ese pololo del que estás locamente enamorada). A veces, está en el lugar en el que pasaste tu niñez o donde vivías cuando tuviste un acontecimiento importante en tu vida.

Lo cierto es que, tarde o temprano, comprenderás que las cosas no son blanco o negro, y que la distancia separa cuerpos, pero no corazones. Si aún no logro convencerte de vivir una de las mejores experiencias de tu vida, por favor, ingresa aquí.

¿Cuál será tu nuevo hogar?