Por Oxford

En una ciudad sobrepoblada como Santiago de Chile, con 7 millones de habitantes, casi dos millones de automóviles circulando diariamente, un sistema de transporte público que colapsa, atochamientos, desvíos y mucho estrés, la reconocida marca chilena Oxford quiso demostrar que el vehículo más eficiente y confiable para moverse en la ciudad no es uno de motor, sino la bicicleta. Para eso ideó un emocionante desafío: una bicicleta tradicional, de 130 mil pesos chilenos (USD 240), se enfrentaría a un auto deportivo de 130 millones (USD 240.000), en una apasionante carrera por el centro de Santiago, durante un día laboral, respetando las leyes del tránsito y experimentando todo lo que vive a diario cualquier vehículo.

httpv://youtu.be/tVTxkEsfuLk

El ciclista que aceptó el desafío fue Enrique “Kike” Génova, ex campeón mundial BMX y 2 veces campeón Copa Chile Descenso, que en esta ocasión usaría una bicicleta modelo Capital, tradicional de ciudad.

La carrera se realizó el lunes 17 de noviembre, y el trayecto abarcó un total de 7 kms. Finalmente, el vehículo vencedor fue la bicicleta, alcanzando un tiempo de 19 minutos con 47 segundos. Por el contrario, el auto deportivo, afectado por el atochamiento y los desvíos, alcanzó apenas un tiempo de 31 minutos con 9 segundos, casi el doble del conseguido por la bicicleta.

Este triunfo, sumado a sus características de eficiente, sustentable, confiable, práctico y veloz, transforma a la bicicleta en el mejor vehículo para moverse en la ciudad.

#BicicletaVenceADeportivo