Por Andrea Araya Moya
21 Abril, 2017

Imagínate amanecer en una carpa y ver el increíble paisaje que hay allá afuera. Impagable, ¿no?

Una de las cosas más ciertas, e increíbles, de la vida es la naturaleza. El estar en medio de árboles, animales e increíbles paisajes puede hacerte sentir de maravilla. Y sin duda alguna, en serio.

Y, si no te queda claro, entonces debes saber que se han hecho estudios al respecto. La Universidad de Queensland y el Centro ARC de Excelencia para las Decisiones Ambientales hicieron una investigación en la que descubrieron algunos beneficios en el cuerpo al estar en contacto con la naturaleza durante 30 minutos, o más. Pero lo cierto es que quizá ni siquiera sea necesario un estudio para saberlo.

En esta nota no hay otros estudios de por medio, simplemente experiencia. Simplemente el estar rodeado de paz, naturaleza, y un paisaje increíble que es capaz de mejorar cualquier mal día y hacerte sentir nuevo y feliz. Si no me crees, sumérgete dentro de la naturaleza durante 30 minutos y entenderás de lo que estoy hablando.

1. Tu poder de concentración aumenta


2. Te sientes renovado y con más energía


3. Se reducen el estrés y la fatiga mental


4. Disminuye tu irritabilidad

Pexels

5. Te olvidas de tus problemas y tu mente se calma


6. Te sientes más creativo y tienes mejores ideas


7. La timidez queda a un lado y eres capaz de gritar o cantar en voz alta


8. De pronto sientes mayor claridez mental, pues no hay distracciones

Pexels

9. Tus pensamientos positivos se refuerzan


10. Respiras más profunda y relajadamente


11. Como te relajas puedes dormir más profundamente


12. La sonrisa al final del día es IMPAGABLE

Pexels

Y tú, ¿qué sientes cuando estás en medio de la naturaleza?

Te puede interesar