“No te mereces ningún latido de alguien más”.

Ni el tiempo que hiciste sentir, ni el tiempo que hiciste odiar sentir se compara con lo que perdiste, el amor no es un juego que puedas disfrazar con palabrerías, no te sientas el mejor actor del mundo llegando con excusas baratas al decir: ya no siento nada, solo somos amigos, no eres tú soy yo, a eso le llamo tener pocos pantalones para hablar con la verdad, ser cobarde, lo que hiciste solo es un reflejo del poco amor que te tienes, desordenar la vida de alguien es una manera tan manipuladora e irrespetuosa de relacionarte, vienes con tantas promesas sin cumplir, te sale tan bien, tanto que hasta puede llegar a creerlo.

Aún no puedo creer que sea tan fácil para alguien como tú hacer daño, ser tan egoísta y conformarte con lo que te da felicidad momentánea, misma que acabará cuando la realidad se pare frente a ti a recordarte que los errores que cometiste, que dejaron tantas cicatrices en tantas personas que hoy solo les haces querer borrarte de sus vidas para siempre.

No te mereces ningún latido de alguien más.

¿Así pagas a alguien que lo dio todo por ti?, ¿así pagas todas las veces que el amor a través de un ser te hizo ver que existen personas que luchan por recordar con acciones que aún se puede amar de verdad?, has perdido a alguien que valía totalmente la pena y estoy segura que a más de dos… a alguien que no pensó en juzgar ese corazón, solo en abrazarlo, pero dime, de qué sirve perder tantos días si al final vas a romper de nuevo el corazón, porque tus excusas son tantas y te muestras tan confundido ante responder con honestidad cada pregunta, porque el acudir a las palabras de odio y de rencor es tu mejor escape, porque vas como si nada cuando por dentro tienes un desorden tan grande y no puedes con tanto daño que causaste, se nota que tu corazón no late de verdad, intentas cambiar pero en cada intento tu historia empeora al final, pues si no tienes constancia no tienes nada, misma que te hace echarle la culpa a cualquiera que se ponga enfrente, pues tú jamás tienes la culpa, nunca te equivocas.

No quiero formar parte de esa “lista-levanta-ego”, quien quiera ser tan ciega te deje pasar tanto, hoy no paso ni una mentira más por alto, espero que todas aquellas puedan evitar el golpe que va de tan alto, todo esto me hace pensarte la persona más hueca y vacía del mundo, quiero decirte que pierdes el tiempo, me alegra ser quien abra los ojos y te diga que te equivocaste y que acabas de perder.

La mujer se ha hecho para ser amada, protegida, correspondida y sobre todo para ser respetada, ser hombre no te hace superior ante ninguna mujer, reírte frente a alguien que has pisoteado no te hace superior, no tenías que disparar un arma para cometer algo incorrecto en tu vida, piensa en este momento en todos aquellos corazones que han sido pisoteados por ti, piensa en tu ego que un día te hará ver la realidad, las pérdidas, lo mucho que llegaste a perder.

TE DECLARO PERDEDOR, PERDISTE A ALGUIEN QUE CONFIÓ SU CORAZÓN Y QUE HOY NO QUIERE SABER MÁS DE TI.

Perdiste más que eso… perdiste tantas cosas que la realidad pronto te hará recordar.

PERO YA ES MUY TARDE.