Por Francisca García
4 Agosto, 2017

Aunque quizás no quieran saber la respuesta…

Obviamente, todo padre va a creer que su bebé es lo más hermoso que ha pisado esta tierra. ¡Es la biología! No lo pueden evitar. Como seres humanos estamos condicionados de esa forma; nuestras hormonas hacen que veamos todo color de rosa, y que miremos a nuestro hijo y pensemos que realmente no existe criatura más adorable.

"

Pero una madre quizo saber la verdad, ¿será ella la única que lo ve tan lindo? Así que hizo un experimento con sus amigos para ver quién decía la verdad y quién no.

Primero, probó con el nombre del bebé. Les dijo que le pondría a su hijo un nombre que ella consideraba horrible, y que sabía que ellos iban a  considerar horrible también.

"

¡Y todos le contestaron que era hermoso! Pero al mismo tiempo intentaban evitar decir elogios muy específicos al respecto.

Luego, hizo el mismo experimento pero con su bebé. Buscó una fotografía de cualquier bebé feo que encontró en internet, y se las envió pretendiendo que era el suyo.

Y adivinen qué, ¡pasó lo mismo! Evitaron ser específicos. Comentarios como “se nota que tiene carácter” eran los más comunes.

"

Así que ahí lo tienen: un método a prueba de tontos para saber si su hijo realmente parece sacado de un comercial, o si en realidad tiene pinta de bebé de la pintura barroca.

#uglybaby @loicprigent

A post shared by Ida Wilfried (@mrandmissiw) on

Ahora la pregunta es, ¿seríamos tan confiados como para hacer eso? La verdad, yo creo que no. Pero saberlo nunca está de más.

Te puede interesar