Antes de que ella muriera, se dijeron que uno seguiría al otro.

Joyce y Maurice Tilley, una pareja de enamorados, estuvieron casados por 56 años. Cuando Joyce murió, su amado esposo dijo que “no viviría mucho más tiempo” porque su amor se había ido. Tan sólo 3 días después, Maurice falleció. En los últimos años, los dos habían sufrido problemas de salud.

Lesley Read, su única hija, dijo que sus padres ahora están juntos y descansando en paz.

Fuente
Fuente

Después de que murió Joyce, de 85 años de edad, Maurice, de 88 años, hizo una especie de predicción de su propia muerte diciendo que no viviría mucho más. Murió 3 días después.

Imagen ilustrativa- Fuente
Imagen ilustrativa- Fuente

Su hija los recuerda con cariño, diciendo que la pareja disfrutaba mucho de ir de vacaciones en auto y de salir a caminar tomados de la mano. Cuando le dijo a su padre que mamá había muerto, él le respondió que “no viviría mucho más porque ellos se dijeron que uno seguiría al otro”.

Imagen ilustrativa- Fuente
Imagen ilustrativa- Fuente

Durante los últimos años, los dos estaban confinados en casa tras fracturarse la cadera. Tenían cuidadores del servicio social y se las arreglaron para mantenerse siempre juntos y en casa, que era lo que ambos querían.

Lesley se sintió aliviada de saber que no estuvieron mucho tiempo separados después de la muerte de mamá.

Imagen ilustrativa- Fuente
Imagen ilustrativa- Fuente

En 2014, Joyce y Maurice celebraron sus bodas de diamante.

Imagen ilustrativa- Fuente

¡El amor todo lo puede! ¿Qué te pareció la romántica historia de Joyce y Maurice?

Puede interesarte