Por Javiera Spröhnle
17 Febrero, 2017

Por supuesto, lo hizo la famosa Ashley Graham.

Antes de partir, debemos hacer la observación: Ashley Graham, está lejos de ser talla XL, digo, quizás L o por ahí, pero, ¡por Dios que es guapa esta mujer! De “inmensamente rellena” no tiene nada…más bien un cuerpo grueso y curvolineo normal, que muchas mujeres en el mundo poseen. Ahora, siendo justos con el otro extremo de la realidad (todas esas chicas extremadamente menudas, que sufren intentando encontrar tallas pequeñas que no les queden grandes), sí podemos referirnos a la súper modelo como “XL”, o algún intermedio entre el L y el XL. Pero, hay que tener claro que es una cosa de contextura, no de salud: Ashley es una mujer que entrena, se alimenta bien y lleva una vida bastante saludable, es muy segura de sí misma; y por todas esas razones, ¡un tremendo ejemplo a seguir!

Taking the new Condesa bikini out for a spin. Available now @swimsuitsforall! #AshleyGrahamxSwimsuitsForAll Shop link in my bio.

A post shared by A S H L E Y G R A H A M (@theashleygraham) on

Dicho eso, vamos a lo que nos convoca: ¡Bravo Michael Kors! Por fin un diseñador de alta costura que pone sobre la pasarela diversidad. En esto voy a ser tajante: no quiero ocupar la palabra “realidad”, porque el cuerpo de las modelos tradicionales TAMBIÉN es una realidad en la sociedad. La verdad es que en el mundo está lleno de distintos tipos de cuerpo… y el tema no es poner mujeres XL en la pasarela, sino que, simplemente, poner diversidad, porque así es el mundo, diverso. Y tanto la flaca como la gorda, la pequeña como la alta, la rubia como la morena, etc… quieren ver la prenda en un cuerpo que se le parezca, ¿o no? 

Evidentemente aún no llegamos a eso, pero, debemos reconocer a Michael Kors, que al parecer dejó su – retrógrado – pensamiento atrás; pues, recordemos que tan solo para la Fashion Week de septiembre estuvo explicando por qué era “imposible incluir a modelos de talla grande en los desfiles por razones ‘logísticas'”….

Bueno, aparentemente eso ya está olvidado, porque el diseñador de 57 años tomó un acertado riesgo esta Semana de la Moda en Nueva York e incluyó a la guapísima modelo XL Ashley Graham en su desfile. 

MICHAEL MICHAEL MICHAEL!!! Thank you for the opportunity and showing that beauty comes in many different forms!! #michaelkors #nyfw

A post shared by A S H L E Y G R A H A M (@theashleygraham) on

La hermosa modelo de 28 años brilló en la pasarela vistiendo un abrigo de piel gris sobre un vestido negro hasta la rodilla (y un sensual tajo), con un gran cinturón negro. Salió justo antes de las emblemáticas Bella Hadid y Kendall Jenner, dejando en evidencia que, ¡claro que sí, ella se ve G-E-N-I-A-L y no tiene nada que envidiarle a sus colegas!

El diseñador también se las jugó con la modelo de 43 años, Amber Valetta, y sinceramente no pudo ser más genial. Su desfile se llevó todas las miradas y esperamos que muchos otros diseñadores lo imiten en su innovación.

¡Viva la diversidad! Porque vivimos en un mundo diverso e ignorar eso, sería demasiado estúpido… Es como una realidad evidente, ¿o no?