Por Francisco Lira
27 diciembre, 2015

Advertencia: la siguiente nota podría generarte frustración.

Están diseñados para que los resuelvan niños, pero para los adultos no son tan simples como parece.

Puede interesarte