Por Ghalia Naim
5 octubre, 2017

1. Helado de vino

Ingredientes:

– 750 ml de vino tinto

– 1 rama de canela

– 300 ml de nata (crema de leche)

– 250 ml de leche

– 4 yemas de huevo

– 150 g de azúcar

Preparación:

  1. Calienta el vino con la canela en una olla y redúcelo hasta aproximadamente los 150 ml.
  2. Retírale la canela y déjalo enfriar.
  3. Calienta a fuego bajo la nata con la leche.
  4. Mientras tanto bate las yemas con el azúcar hasta formar una mezcla espumosa y clara, luego añádele la mezcla de leche caliente.
  5. Vuelve calentarla a fuego bajo, y sin parar de revolver espera a que espese levemente.
  6. Déjala enfriar.
  7. Combina la reducción de vino con la mezcla de leche, cúbrela con plástico film, y llévala al congelador durante 4 horas.
  8. Cuando lleve aproximadamente una hora, saca el helado del congelador y revuélvelo para desintegrar los cristales de hielo.
  9. Repite este procedimiento una vez más, ¡y disfruta!

2. Mousse de espumante

Ingredientes:

– 2 huevos
– 40 g de azúcar
– La raladura de 1 naranja
– 100 ml de vino espumante
– 100 ml de crema de leche (nata líquida) con al menos 3 horas de refrigeración
-Salsa de caramelo para acompañar

Preparación:

  1. En un bol refractario mezcla los huevos con el azúcar, la cáscara de naranja y el espumante.
  2. Cocina a baño maría, sin parar de revolver, hasta que la mezcla adquiera consistencia.
  3. Déjala enfriar.
    Bate la crema fría hasta que esté consistente y haya duplicado su volumen.
  4. Mézclala de manera envolvente con el combinado de espumante y distribúyela en 4 copas.
  5. Sirve mousse inmediatamente o mantenla refrigerada hasta el momento de servir.
  6. Adorna con salsa de caramelo.

Mira el video: