Por Teresa Donoso
7 septiembre, 2018

Ingredientes:

– 100g panko
– 100cc leche
– 15g mantequilla a temperatura ambiente
– 1 huevo
– 1/2 cebolla en cubitos
– 1 diente de ajo picado
– 15g perejil picado
– 5g sal
– 5g pimienta
– 400g carne molida
– 250g carne molida de cerdo
– 30cc aceite de oliva
– 1/2 cebolla en pluma
– 50g mantequilla
– 40g harina
– 700cc caldo de carne caliente
– 200g nata
– 15g mostaza
– 5g sal
– 100g queso mozzarella rallado
– 400g Rigatoni cocidos
– 70g mozarella fresca
– 80g queso parmesano rallado

Preparación:

1. Precalentar horno a 180ºC
2. En un bowl mezclar el panko y la leche.
3. Agregar la mantequilla, huevo, cebolla, ajo y perejil.
4. Condimentar con sal y pimienta e incorporar las carnes.
5. Revolver hasta obtener una mezcla homogénea. Tomar un poco de la mezcla en las manos y formar las albóndigas.
6. Calentar la mitad del aceite en un sartén y freir las albóndigas hasta dorar. Retirar del fuego y reservar.
7. Calentar la otra mitad del aceite en una olla a fuego medio. Agregar la cebolla en pluma y sofreir por 3 minutos.
8. Añadir la mantequilla, revolver bien e incorporar la harina.
9. Bajar el fuego y adicionar el caldo de a poco, mezclando bien mientras la salsa espesa.
10. Agregar la nata, mostaza, sal y queso mozarella.
11. Cocinar la salsa por 2 minutos más e incorporar las albóndigas.
12. Mezclar con cuidado y luego agregar la pasta cocida. Retirar del fuego.
13. Verter la mitad de la pasta sobre la base de una fuente para horno enmantequillada.
14. Cubrir con la mozzarella fresca y verter el resto de la pasta encima.
15. Espolvorear con el queso parmesano y llevar al horno.
16. Hornear durante 30 minutos.
17. Retirar del horno y servir de inmediato.