Por Raúl Cobo
21 noviembre, 2016

Lo sé, porque he sido ambos.

Entre el amor y la obsesión existe una leve, pero considerable línea de diferencia. Lo primero es un sentimiento que se produce pocas veces y que solo ocurre con la persona indicada. Lo otro es una simple enfermedad que suele presentarse en momentos de soledad y vació. Diferenciarlos puede ser difícil a primera vista, pero con el tiempo te das cuenta. Lo sé, porque me ha tocado en las dos situaciones, ¿quién no?

1. Un chico obsesionado se despertará a ver tu foto de perfil todos los días. El enamorado se despertará pensando en una forma de verte todos los días.


2. Para un chico obsesionado, tu ex es su primer enemigo. Al chico enamorado no le importa quién haya sido tu ex.


3. Si le cancelas a un chico obsesionado, este armará un escándalo de proporciones mayúsculas. Un chico enamorado solo se pondrá triste.


4. El chico obsesionado te preguntará a cada rato, ¿dónde estás? El enamorado te preguntará a cada rato, ¿dónde quieres ir?


5. El chico obsesionado NO quiere estar solo. El chico enamorado quiere estar contigo.


6. El chico obsesionado se pondrá celoso de todos tus contactos. El enamorado buscará la forma de ser amigo de tus amigos.


7. El chico obsesionado sueña con poder dormir contigo al menos una vez. El enamorado sueña con despertarse junto a ti todos los días.


8. El chico obsesionado nunca te dirá realmente lo que siente porque le teme al rechazo . El enamorado te lo dirá sin pensar en las consecuencias.


9. Si decides llamar o pasar el rato con el chico obsesionado, éste se imaginará toda una vida contigo, incluso ya tiene puesto los nombres de los hijos que tendrán. El chico enamorado no piensa en nada cuando está contigo.


10. El chico obsesionado quiere que algo malo te pase para convertirse en tu héroe. El chico enamorado solo quiere cosas buenas para ti.

Y tú, ¿conoces a alguien que haya estado muy obsesionado contigo?

Puede interesarte