Por Rocío Valenzuela
3 marzo, 2016

Definitivamente yo soy mejor.

A todos nos ha tocado vivir momentos incómodos en la vida, pero ¿hay algo más incómodo que encontrarte con tu ex y su nueva pareja? Se te detiene el corazón, y no por el amor que algún día hubo, sino porque GUAU ¿YA TIENE PAREJA Y YO NO? Y tratas de actuar como si todo estuviera bien y no estuvieras sufriendo un pequeño infarto y de ignorar las mil preguntas que se te vienen a la cabeza en ese momento.

Si te ha pasado, de seguro te identificarás con esta lista:

1. Si la ves y tu primera impresión es: está sacada del Miss Universo


Ya sabes, no hay nada que hacer: la chica es guapísima y tratas de afrontarla lo más digna posible.


2. Si sientes que tu eres MUCHO mejor que ella


Cambió un filete por carne seca.


3. Si estás soltera te pones a pensar en que tú te estás tomando el tiempo necesario para elegir bien, mientras él eligió con los pies


4. Por otro lado, igual duele ver que él ya tiene pareja (con sus defectos y todo)


5. Por un segundo, puede que pienses en qué hacer para separarlos


Pero luego vuelves en tus sentidos y te arrepientes.


6. Cuando la ves y te das cuenta que ya se conocían


¿Estaban hablando ya mientras estábamos juntos? Y enseguida quieres ir a darle su merecido.


7. Y luego recuerdas que además hablaba mal de ella


8. Recuerda: hay una razón por la que rompieron


9. Y como sea que ella se vea, tú eres mejor


10. Si fuera ella…saldría corriendo antes de que fuera demasiado tarde


¿Te ha pasado alguna vez?