Por Emilia García
14 agosto, 2015

1. Quieren estar juntos incluso si están muy cansados

Incluso si están enfermos y ni siquiera pueden hablar, separarse no parece una solución aceptable. Prefieren hacer cosas distintas estando cerca que separarse.


2. Están de acuerdo en la mayoría de las cosas

Están tan de acuerdo en temas controversiales que a veces se les olvida que hay gente que piensa distinto a ustedes, así que si alguien opina diferente en alguna situación, la disidencia es mucho más sorprendente de lo que debería ser.

Captura-de-pantalla-2015-08-13-a-las-14.35.59

@timiy

3.  Las cosas que le pasan al otro es como si te pasarán a ti

Así de involucrados estás con sus estados de ánimo y otras cosas. Si él está triste tu automáticamente lo estás, si le contaste que te ascendieron, se siente igual de bien como si lo hubiesen ascendido a él.


4. Por poco se leen los pensamientos

No alcanzan a terminar las frases porque son tan buenos intuyendo los pensamientos del otro que las palabras sobran.

Captura-de-pantalla-2015-08-13-a-las-14.36.09

@anosly01

5. Hablan y piensan por dos

Cuando le preguntan a uno de los dos «¿qué vas a hacer? » ustedes responden (aún estando solos) «vamos a…». Si planean hacer algo, siempre incluyen al otro dentro de esos planes.


6. Tienen su propio dialecto

Hablan con palabras que no le hacen más sentido a nadie más que a ustedes, porque viven en su propio mundo.

Captura-de-pantalla-2015-08-13-a-las-14.36.20

@vogue_2803

7. Y cientos de bromas internas

Tienes tantas bromas confundes a todos los extraños que rodean, y prefieren verse como bichos raros que interrumpir la diversión de dos personas para explicar por qué se estás riendo tan fuerte.


8. Cuando no están juntos sienten que les falta algo

Cuando no se ven por un periodo de tiempo (corto o largo), ambos sienten que les falta una parte crucial de sí mismos, algo así como un brazo o un ojo.

large-4

@paolaaira

9. Cuando se reúnen se sienten completos de nuevo

Verse después de un largo día los hace sentir completos nuevamente.


10. Contarle una historia a alguien que no sea tu pareja te parece complicado

Solo él necesita muy poco contexto para entender las cosas y entiende todo en seguida, ahorrándote tiempo y energía. Y te preguntas, ¿necesito a alguien más a mi lado?

Puede interesarte