Por Teresa Donoso
3 marzo, 2016

La palabra ‘dieta’ y ‘calorías’ no tiene cabida en su relación.

Salir con un chef (o una chef), enamorarte y hasta casarte es toda una experiencia. Nunca más volverás a vivir de igual forma el bello arte de cocinar y comer. Términos muy específicos (que antes ni entendías) te comenzarán a parecer muy conocidos. Amar a un chef significa amar su pasión culinaria y también su dedicación y largas horas de trabajo. Ah, y por supuesto, comer un montón y decirle adiós a preocuparte de las calorías.

1. La primera cita no fue una cena en un restaurant, fue una cena que él/ella te cocinó


2. Su cocina se ve así

It's sad how happy this makes me…. #kitchenporn #smeg #lecrueset

A photo posted by @terried85 on


3. Y si alguna vez llegas a vivir con ellos tienes que tener más que claro que sólo les importará comprar muchas ollas e implementos de cocina diferentes


4. La lavadora y lo demás… da igual


5. Probablemente trabaja en un restaurant y lo mejor de eso es que siempre puedes ir a esperarlo a la salida…


6. Y que te den comida gratis


7. No es que tú la pidas… pero si te ofrecen… ¿cómo puedes decir que no?


8. Quieres mucho a tu mamá, pero tienes que reconocer que las mejores comidas que has comido te las ha cocinado esta persona


9. El único problema que tienen es que trabajan DEMASIADO


10. Y con eso me refiero a que trabajan a veces hasta de noche y que gran parte de sus fines de semana les toca pasárselos en una cocina que no es la tuya


11. Te apasiona su dedicación por la comida y eso es algo que nunca te dejará de parecer atractivo


12. Eso sí, te pones muy nervioso cuando quieres sorprenderlos con algo de comer porque sabes que lo mirarán con ojos críticos


13. Aunque lo bueno es que si notan que tu cena está a punto de arruinarse entran a la cocina y en 5 minutos lo convierten en un plato increíble


14. La palabra ‘dieta’ y ‘calorías’ no tiene cabida en su relación


15. Te encanta ver shows de comida, pero es peligroso hacerlo con un chef al lado… especialmente si tiene opiniones fuertes


16. Sientes que el restaurant donde trabaja es prácticamente tu segundo hogar… especialmente si tomas en consideración todo el tiempo que has pasado allí


17. Finalmente, sabes que ni tu vida, ni tu barriga, serían lo mismo sin esta persona a tu lado y estás muy agradecido de haberlos encontrado

A algunos los conquistan por el corazón… y a otros nos conquistan por el estómago.

Puede interesarte