Por Andrea Araya Moya
7 julio, 2016

Adoran reventarse los granitos.

Cuando tienes una pareja por mucho tiempo tiendes a sentir una confianza única que te hace no sentir vergüenza por nada, ni siquiera por tu cara en las mañanas o por andar en pijamas. Nada te hace sentir incómodo y, de hecho, hasta tienes la confianza para hacer cosas que pueden ser realmente asquerosas, pero que entre tú y tu pareja son completamente normales.

1. Se lamen la cara sin problemas


2. Se revientan los granos mutuamente, y les gusta


3. A veces compiten por quien lanza gases más sonoros


4. Decirse con lujo de detalles todo lo que hicieron cuando estaban en el baño, incluso el color y forma de la caca


5. Comparten el baño sin sentir asco ni vergüenza


6. Le quitan con los dedos lo que el otro tiene en la nariz o en los dientes


7. Conversan en el baño mientras el otro hace caca. ¡Ni siquiera les importa el olor!


8. Comparten el cepillo de dientes ante una emergencia


9. Pedirle al otro que sienta si su axila huele mal


10. Besarse incluso si están resfriados


11. Quitarse mutuamente los vellos faciales que sobran, incluso los que crecieron mal


12. Le quitan al otro una mancha en la cara usando saliva


13. Comparten la toalla después de la ducha


14. Suele pasar: cuando se bañan juntos siempre hacen pipí frente al otro (o sobre el otro) sin sentir vergüenza


15. Publican fotos en redes sociales besándose apasionadamente… muy apasionadamente


16. Comparten la goma de mascar


17. Comparten la misma máquina de afeitar


18. Pero nada les da asco o vergüenza, porque se aman y aceptan tal como son

Puede interesarte