Por Laura Silva
10 septiembre, 2015

¿Quién eres tú como para darme consejos? ¡Estoy bien tal cual!

1. «Eres demasiado quisquillosa»

¿Quién no ha escuchado esta frase? Una crítica directa acerca de cómo eres y lo selectiva que al parecer te has puesto. Pues, cuando la escucho, pienso en dos cosas específicamente. Primero, ¿cómo se puede comprobar ello, cuál es el límite de ser demasiado ‘exigente’ o no? Y segundo, ¿debería rebajar mis expectativas solo para conseguir un novio o una cita? No me parece un buen punto de partida.

Captura de pantalla 2015-09-08 a las 9.47.20

Alexa Losey.

2. «Él se lo pierde»

Esta es la típica frase de consuelo cuando has «terminado» con el chico que comenzabas a salir. No importa si se veía como una gran promesa o como un patán, las amigas nunca discriminan y te dirán esto para hacerte sentir mejor. Puede que no te importe sentimentalmente, pero no puedes dejar de pensar en que perdiste con quién pasar las tardes, y ahora tendrás que buscar una nueva pareja para esa cena que tienes. ¡Ouch!


3. «Tienes que salir más»

¿En serio? ¿Pareciera que estoy encerrada en mi casa, con miedo a salir y encontrar el amor? Creo que con las actividades que ya se tiene, puede ser suficiente. Uno necesita descansar, y estar ahí todo el tiempo sentada en un bar o una banca desesperada, no me hará una mujer casada de un día para otro. Ni siquiera me importa mucho estar soltera.

large-1

R-earrange.

4. «¿Escuchas ese sonido? Es tu reloj biológico»

Si hay algo que odio, es esta frase. Realmente es una frase típica de mi madre, tías y señoras, pero cada día lo dicen más mujeres de mi círculo. Me parece despreciable, como si fuese una especie de bomba o algo. Y por lo demás, es ponerte en una situación bastante forzada donde el único objetivo final parece ser procrear.


5. «¿Por qué sigues soltera?»

Pues, primeramente, antes de cualquier otra alternativa posible, existe la más importante: quizás es porque yo quiero. Porque no me importa estarlo, y la situación simplemente es así. Desde una edad, seguir soltera pareciera como un terrible crimen social del que nadie habla en voz alta. No es una obligación estar en pareja, y tampoco estás faltando a la moral y buenas costumbres por ello.

Captura de pantalla 2015-09-08 a las 9.47.14

Sadie Calvano.

Puede interesarte