Por Josefina Bonnefont
6 diciembre, 2016

¿Sientes que tu pareja no te escucha? Bienvenida al club.

¿Sientes que muchas veces las cosas no salen como quisieras?, ¿o que tu pareja no te pone atención? Bueno, quizás no estás haciendo las cosas bien, en términos de comunicación. Ojo, que acá estamos hablando de conseguir lo que uno quiere, así que sí: ser estratégica es fundamental. Sigue leyendo y encontrarás cinco tips para solucionar los problemas que tanto te aquejan.

1. Usa frases positivas

En vez de decir “¿por qué nunca ayudas con las tareas del hogar?”, opta por “¿podrías ayudarme con las tareas del hogar?”. Ok, sabemos que las tareas del hogar deberían ser compartidas, pero hay hombres que no lo entienden. En fin, la cosa es que en vez de hablar con comentarios negativos, que denotan que tu pareja nunca hace nada, parte de los comentarios en positivo, y valora lo que hace. Tendrás mejores resultados.


2. Di las cosas directamente

Si ambos son adultos maduros, sensibles y se tienen cariño, entonces hablar con honestidad es fundamental. Hablar las cosas directamente, sin rodeos, siempre traerá algo bueno. Pero si tu pareja es incapaz de recibir una crítica… entonces evalúa esa relación.


3. No recurras a ultimátum

“Haz esto o terminamos”, esa frase es tu peor enemigo. Las relaciones no pueden funcionar en base a amenazas. A nadie le gusta ser mandado, pues además demuestra que no tienes respeto por el otro y la relación. Si tu pareja tiene problemas con algo, respeta sus límites y no lo manejes a tu voluntad.


4. Usa refuerzos positivos

Cuando a una persona le reconocen las cosas buenas, se liberan endorfinas en el cerebro y eso provoca que repita aquella conducta. Alaba a tu pareja cuando haga algo que te gusta, así se esforzará por complacerte y ganar tu aprecio.


5. Evita lo pasivo-agresivo

Ponerte de mal humor cada vez que tu pareja no hace las cosas como quiere solo generará más resentimiento entre ambos. Mejor recuérdale sutilmente, que le pediste algo, por ejemplo. Mantén un enfoque tranquilo, positivo, y no te molestes demasiado por tonteras.

Créeme, sí funciona.