Por Valentinne Rudolphy
23 octubre, 2015

No necesita mucho más que tu sinceridad

En este mundo hay de todo. En especial, nos enfrentamos a tipos de personalidades en las relaciones amorosas. Y el tipo del que hablamos hoy somos aquellas personas que no necesitamos de regalos caros, ni tenemos estilo de vida ostentoso. Pero sí, sabes lo que quieres, quién eres y cuánto vales. Por eso es que en lo emocional, exiges un poco más. 

1. La conexión es más importante que lo material

No importa lo que tengas o no. Lo que una a una pareja no es aquello, sino lo que sienten. Que se agraden, que se rían, que sean cómplices. La compatibilidad es mucho más clave que cualquier otro asunto, y poder comunicarse. Ser amigos y disfrutar de su relación. Eso es lo real.

large-2
Pinwell Collective

2. No pedimos más de lo que podemos entregar

Uno debe conocer su valor, qué es lo que mereces. Nada menos de eso es lo que uno espera. Si hay más, siempre es genial. El tema es dar sin esperar a cambio. Pero siempre, siempre, debe estar la base del respeto y no sentirse menospreciado. Pues una pareja así, no está bien.


3. Solo queremos sinceridad

Nada de juegos sucios. Poder comunicarse y ser honesto con el otro es algo que no debemos mirar en menos. En especial hoy en día, muchas veces las líneas de la confianza se traspasan y confunden. Queremos poder confiar sin temer, sentirnos libres es el mejor regalo.

large-3
changewithseasons

4. Intentaremos dar lo mejor de nosotros

La primera persona con la que somos exigente, es con nosotros mismos. Y más cuando es sobre cómo somos con el resto. Somos personas dedicadas. Cometeremos errores, pero siempre intentaremos dar lo mejor posible, la mejor versión disponible de nosotros. En especial a quien amamos.


5. No necesitamos regalos caros

Los detalles son lo más importante. Los gestos, los sentimientos, la seguridad. No necesitamos cosas extravagantes. Sí vienen, serán bienvenidas. Pero nuestro corazón está más centrado en los sentimientos que otra cosa. Si sales con alguien así, ten por seguro que el amor será siempre lo central.

Puede interesarte