Por Raúl Cobo
18 noviembre, 2016

Un mundo de diferencia entre el antes y el después…

Dicen que ser padre en una sensación que no se puede explicar en palabras, y es cierto, ¡NO SE PUEDE! Es por eso que intentaremos hacerlo con ilustraciones, aunque claro, tan sólo se trata de un simpático acercamiento, ya que explicar lo que es ser padre es imposible.

Muchas cosas son la que cambian en la vida de un hombre con la llegada de un hijo, si bien uno sigue siendo el mismo, las prioridades son totalmente otras…

1. Por ejemplo, esto es lo que ocurre cuando aún no eres padre y te llaman en medio de la noche para ir a una fiesta o a beber con los amigos…

Solteros vs casados-

 

Pero cuando eres padre…

Solteros vs casados-

 


2. O veamos el tema de las vacaciones. Esto ocurría cuando aún no llegaban los hijos…

Solteros vs casados-

 

Pero claro, al llegar los hijos…

Solteros vs casados-


3. Y mira cómo han cambiado tus pensamientos en cuanto a al trabajo y el dinero…

Solteros vs casados-

Y ahora con hijos, en la misma situación…

Solteros vs casados-

 


4. Las noches nunca volverán a ser las mismas. Por ejemplo, esto ocurría cuando aún eras joven y descontrolado…

Solteros vs casados-

Pero las prioridades cambian con un bebé al lado llorando…

Solteros vs casados-

 


5.  Incluso tus sueños cambian. Si antes soñabas con meter un gol en la final del mundial.

Solteros vs casados-

Ahora sueñas con que tu hijo marque ese mismo gol

Solteros vs casados-


6. Y que ocurre cuando es hija… ¿te acuerdas cuando soñabas con tener a todas las mujeres del mundo?

Solteros vs casados-

Pues ahora sueñas con que tu hija rechace a todos los hombres del mundo.

Solteros vs casados-

Al parecer, todo cambia, pero es para mejor.

Puede interesarte