Por Ghalia Naim
20 Marzo, 2017

El problema es que es muy difícil darse cuenta.

La mayoría de las personas no andamos por el mundo pensando que nos quieren hacer daño o viceversa, pero hay quienes por muchas razones son expertos en la manipulación y nunca para el beneficio de los demás. Caer en las manos de un manipulador emocional es bastante fácil: solo requieren un poco de confianza y sabrán cómo controlarte a través de los rasgos principales de tu personalidad y carácter. Quienes son maestros en el tema sufren ciertos desórdenes psicológicos que los hacen comportarse de ese modo, pero como nosotros solo somos individuos comunes y no psicólogos, aquí van algunas claves para que los identifiques “en caso de”:

Recuerda que todos somos algo manipuladores, pero esto es otro nivel:

1. Te hace dudar de tu cordura

Son maestros mintiendo y se muestran tan seguros ante lo que dicen que terminas dudando de ti mismo.

Mara Parra/Upsocl

2. Juega con el sentimiento de culpa

Saben que todos tenemos un punto de quiebre y si por alguna razón conoce el tuyo, siempre lo usará en tu contra. Si sientes que tienes la culpa de todo serás sumiso, SIEMPRE.

Mara Parra/Upsocl

3. Quiere parecer víctima

Resulta que el error que cometió en realidad fue consecuencia de tu culpa… Por alguna razón, estas personas son expertas “dando vuelta la tortilla”, y estamos claros que a veces puede pasar, pero con ellos es siempre.

Mara Parra/Upsocl

4. Sus acciones contradicen sus palabras

Dicen lo que quieres oír, pero todo es una fachada. Se comportan muy diferente a lo que predican.

Mara Parra/Upsocl

5. Pretende ser muy sensible

Te dan confianza para que les cuentes muchas cosas y después las usan en tu contra, y te hacen sentir mal por lo que eres cuando no tienes nada de qué avergonzarte. No se enojan, se ponen “tristes”, porque les afecta “demasiado”.

Mara Parra/Upsocl

6. Se ofrece a ayudar y luego te hace sentir en deuda

De todos los rasgos, este es, a mi parecer, el peor. Las personas manipuladoras te hacen sentir en deuda todo el tiempo, curiosamente, a través de su ayuda bajan tu autoestima hasta te sientes dependiente. Si estás en una relación, por ejemplo, te ayudarán en todo y moverán montañas, pero luego te recordarán que “nunca encontrarás a alguien que te ame más o que haga eso por ti. Que tuviste suerte de tenerla”.

Gente, lo que se ofrece y se regala no se cobra, mucho menos el afecto. ¡Cuidado!

Mara Parra/Upsocl

7. Conoce tus debilidades y las usa en tu contra

Sabe justo cómo manipularte porque te conoce. Si sabe que algo es muy importante para ti, es ahí justo donde apuntará.

Mara Parra/Upsocl

8. Siempre se siente peor que tú

Esto es muy típico y hay que saberlo diferenciar de alguien que solo se queja demasiado. Los manipuladores no se quejan, en realidad, quieren hacerte saber que ellos siempre son los más afectados por tus acciones. Si cometes un error pequeño, lo harán ver como el peor de todos.

Mara Parra/Upsocl

¿Conoces a alguien así? ¡Huye!

Te puede interesar