Por Macarena Salvat
13 mayo, 2016

Si quieres retomar la relación, hazlo, pero antes pon atención a algunas cosas.

Cuando rompes con alguien siempre visualizas la posibilidad de darle una nueva oportunidad, sobre todo si las razones del término eran absurdas o tenían solución. Cuando aún amas a esa persona y crees que todo podría ser mejor, entonces comienzas a analizar la opción de volver a intentarlo e intentas acercarte poco a poco, sin saber qué pasará. Sin embargo, antes de que tomes cualquier decisión es importante que te hagas algunas preguntas primero.

1. ¿Te sientes preparado?

¿Estás listo para retomar la relación? ¿Te hace sentir feliz la idea? ¿Crees que vale la pena? Estas preguntas son esenciales, porque lo que está en juego es tu felicidad y la de tu ex pareja. Si crees que vale la pena y estás listo para intentarlo, entonces que nada te frene.


2. ¿Han cambiado las cosas?

¿Han madurado? ¿Han analizado las cosas? ¿Crees que es la misma persona de la que te enamoraste o simplemente es un completo extraño que ya no reconoces? Si sientes que es la misma persona que amas, adelante. Si ya estás decepcionado por la actitud que tomó, entonces aléjate.


3. ¿Era una relación tóxica?

Si sólo discutían por cosas absurdas, te cuestionaba o te sentías una persona extraña estando con tu ex pareja, entonces mejor no tomes como opción volver con ella, porque saldrás mal parado y triste. Y, además, muy agobiado. Alguien que te ama de verdad siempre te hace sentir relajado y con ganas de verse siempre. A alguien que amas de verdad no intentas evadirlo.


4. ¿Vale la pena?

¿Crees que esa persona te hace sentir bien y amado como lo mereces? Si es así, entonces haz lo posible por volver. De lo contrario, si vas a salir perdiendo y quedándote triste, es mejor que des un paso al lado.


5. ¿Siente el mismo deseo de volver que tú?

Si lo estás forzando, créeme, no vale la pena. Jamás vas a tener una relación sana si ambos no sienten lo mismo. Si vas a hacer que tu ex se sienta forzado a estar contigo, lo único que lograrás será involucrarte en una relación tóxica que, de seguro, no tendrá futuro.


6. ¿Te sientes solo?

Si vas a volver con tu ex sólo porque te sientes solo, entonces no lo hagas. Nadie se merece ser usado como para calmar la soledad. Ahora, si es porque en realidad extrañas su compañía y amor y sigues sintiendo lo mismo, entonces sí vale la pena.


7. ¿No hay nadie más en la ecuación?

Si hay más personas en la ecuación entonces es mejor que aclares las cosas. ¿Con quién quieres quedarte? ¿Con quién quiere quedarse esa persona? Si estás decidido a volver con tu ex pareja porque la amas y te hace sentir amado y feliz, entonces asegúrate de tener el camino despejado y, también, despejarle el camino a tu ex.


8. ¿Hay más personas de acuerdo?

Si todos están en contra de tu nueva relación puede que sea por algo, aunque quizá sólo se trate de un malentendido. A veces tus cercanos necesitan algo que demuestre que en realidad vale la pena volver con tu ex, porque no quieren verte sufriendo. Así que tendrás que explicar y demostrar mucho, pero, si en realidad amas a esa persona y ella te ama a ti, créeme que todo valdrá la pena.


9. ¿Amas de verdad a esa persona?

Cuando amas a alguien de verdad harás lo imposible con tal de que las cosas funcionen. Si aún ambos sienten ese amor profundo y siguen teniendo esa conexión, entonces nada les impedirá estar juntos de nuevo. Las cosas se irán dando solas, sobre todo si ustedes luchan a diario por ser felices y estar juntos.

Puede interesarte