Por Daniela Morano
27 julio, 2018

Su cuerpo estaba completamente doblado. No podía más de vergüenza.

Es difícil levantarse cada mañana y asumir que hay que ir a trabajar. Son pocas las personas que gozan de tener un trabajo que disfrutan, y quienes no, pues se aguantan día a día la extenuante rutina. Algunos son más descarados que otros para ser flojos en su trabajo pero hay otros que no son descarados y tienen que encontrar alguna manera de pasar desapercibidos.

Este hombre, por ejemplo, al parecer no estaba dispuesto a admitir sus pocas ganas de trabajar, y debió literalmente esconderse como un niño.

Weibo/Hangzhou Daily

Su esposa, de apellido Li, salió de su casa el día martes para dejar a sus hijos en la escuela y cuando regresó a casa, esperaba estar sola como de costumbre. Pero la puerta estaba con llaves a las 11 de la mañana y cuando escuchó sonidos adentro, entró en pánico.

Rápidamente llamó a la policía y llegaron a su casa a investigar.

En el video, se ve como un oficial abre la puerta de un armario y se encuentra con un hombre escondido. Le gritan “¡Salga! ¡Salga!” a lo que la esposa de inmediato responde “Oh…lo siento, parece que he cometido un error. Este es mi esposo”.

Y sí, era su esposo, el señor Ding.

Este la habría mentido a su esposa para no ir a trabajar y hasta había enviado una licencia médica para quedarse en casa jugando video juegos todo el día. No esperaba, sin embargo, que su esposa regresara así que su instinto lo llevó a esconderse en el armario, temeroso de recibir una reprimenda por parte de ella.

Weibo/Hangzhou Daily

Oficiales le preguntaron si acaso este realmente era su esposo: “Muéstrame el certificado de matrimonio”.

Ante la prueba, oficiales no hicieron más que advertirles que no volviera a llamarlos para ayudarlos en caso de tener sospechas de este tipo en su hogar.

Puede interesarte