Por Monserrat Fuentes
6 julio, 2017

Ese chico es un romántico empedernido.

Hay muchos hombres que tienen románticos gestos hacia sus parejas, algunos eligen regalar flores, confesar su amor en redes sociales, un cena sorpresa o un pequeño obsequio, etc. Pero hay otros que gritan su amor a los cuatro vientos de una original forma, como un chico argentino que grabó a su novia durante todo un año.

Luciano Ruiz es un realizador audiovisual de 24 años que lleva una hermosa relación con María Burgos de 19.

Cuando apenas llevaban dos meses de relación, el chico tuvo la idea de comenzar un registro audiovisual de su novia, con cautela le preguntó a María si podía grabarla para un proyecto y ella aceptó.

«Fui cauteloso con el pedido, para que no pensara que yo era una especie de voyerista. Ella de entrada me aclaró que aceptaba pero que tenía que entender que no era actriz». Contó Luciano a Infobae.

El joven jamás pensó que su obra sería un fenómeno viral de esos que nos hacen morir de amor. Gracias a su hermano todos pudimos conocer este romántico gesto.

El le mandó un tuit a al vocalista de la banda «Él mató a un policía motorizado» y el resto es historia.

El video se llama «De los muchísimo, del mundo» y fue subido por Luciano a Vimeo, en el registro se ve refleja un poco de la intimidad de la pareja, María es la protagonista y los audios de Whatsapp que le mandó a su novio durante un año son el hilo conductor.

«La idea nació como un video para ambos pero sobre ella. Yo quería tener el recuerdo de la gestación de la relación, así como otros tienen álbumes de fotos. Y ella quedó chocha».

Luciano, Infobae.

María está más que feliz con el resultado y jamás se imaginó que tendría tanto repercusión: «es raro, yo no tengo Twitter y no puedo creer lo que pasó. Me encanta y a la vez pienso que está bueno que se vea algo así, que es íntimo y a la vez es amor del bueno, algo que no se da tanto. Me encantó que esa intimidad ayudara a que muchos sintieran eso».

Según cuenta Luciano, la idea de grabar a su novia surgió naturalmente por una peculiar costumbre de él. El chico asegura que tiene el hábito de filmar a su familia, que tiene gigas y gigas de registros que incluyen a sus abuelos conversando en pijama.

Luego de tener todo el material en video, se dio cuenta que necesitaba un un relato que uniera todo, en ese momento recordó que guardaba todos los audios que María le había enviado durante un año.

Este es el video con el resultado final.

Puede interesarte