Por Laura Silva
4 septiembre, 2015

¿Y dónde quedó el amor?

De alguna manera, nuestra cultura de liberación sexual, por así decirlo, está desde ya rompiendo nuestro inocente corazón. Quizás el tuyo, también puede ser el mío.

Hemos cambiado totalmente los estándares acerca de las relaciones amorosas en los últimos años, y así quedará hasta que nuevamente se cambien. Ya no existe una fascinación por “atarse” a alguien en un vínculo de cariño y respeto. Se prefiere esperar, y primero disfrutar de los placeres físicos, pero sin nada de sentimientos involucrados. 

large-1

elephantmafia.

Quizás no nos damos cuenta, pero es así. Especialmente entre los más jóvenes, el “estar” con alguien ya tiene una carga muy fuerte, y lo retrasamos como si fuera una especie de maldición que nos van a echar. Sí tenemos emociones y sí se siente interés por otras personas, pero no siempre existen proyecciones en conjunto con ello.

Hay una barrera frente al amor, una zanja que se ha marcado, y se prefiere retrasar lo que se ve de alguna manera como “demasiado serio” ante los ojos de algunos. Lo que se usa es estar “relajados” y tener algo “sin ataduras”. Nadie dice que sea malo, pero potenciar este pensamiento solo nos llevará a temores y más. Pues cuando estemos listos para el amor de verdad, ¿qué vamos a hacer?

large

hairblog.

Ya los límites se difuminaron, ya el respeto no está claro, ni el compromiso… ¿entonces qué? Tanto hombres como mujeres, ¿cómo esperamos ser tratados después? O quizás, este tipo de pensamiento puede parecer demasiado exagerado. Pero sí lo que hacemos hoy, afecta nuestra manera de ver y sentir las cosas en el futuro.

Todos podemos tener un pasado algo oscuro, es algo normal. Cometemos errores y locuras, pero el punto es que, quizás, lo estamos llevando al extremo. Regalamos momentos y nuestra integridad sin pensarlo, y comenzamos a cambiar nuestras reales expectativas. Pero cuando es el momento en que quieres algo mejor, algo real, ¿qué podemos esperar?

large-2

Jessica Levin.

Luego vienen esos pensamientos “Me gustaría haberlo pensado mejor“, no siempre, pero sí dan vuelta una que otra vez en tu cabeza. Cuando no tratas a otros, ni a ti misma, con el respeto que mereces, es difícil saber cómo hacerlo después. Y es que quizás los encuentros casuales y el amor libre están tan sobrevalorados como algunos piensan que lo está el compromiso.

Estas generando expectativas y llevando más cargas de las que piensas, y todo eso llegará hasta la puerta de quien será tu futuro amor. Antiguos amores de una noche que tendrá que espantar, historias que tendrás que contar, nuevos hábitos y compromiso que no sabes si estás listo para tomar y mucho más.

large-3

anaanaana.

No es imposible, no es tan difícil. Puede que suene más complicado de lo que es, pero el “amor todo lo puede”, ¿o no? Lo cierto es que muchas veces no pensamos en que todo nos puede llegar a pesar en nuestra consciencia algún día. En algún momento, ese amigo con el que fuiste demasiado íntima puede ser un problema para quien esté contigo en el presente.

Y así la lista sigue. Porque te tienes que exponer, no mentir, o eso parece lo adecuado por hacer. Todos tenemos el derecho a hacer lo que queramos, y todos podemos pasar por etapas y cambiar. Pero a veces, no estamos pensando en cómo nuestros ideales de hoy en día, mañana nos pueden penar.

Puede interesarte