Por Teresa Donoso
11 septiembre, 2015

Quisieras no tener que verlo con tus propios ojos.

Cuando amamos a alguien nos vemos enfrentadas a esta divertida situación en la que vemos nuestra vida pasar ante nuestros ojos. De una u otra forma el pasado ya no existe, el presente lo es todo y el futuro está lleno de posibilidades de recorrer el mundo entero de la mano de esta persona. ‘Esta es la persona,’ te dices, ‘este es el momento que tenía que llegar,’ y de pronto… las cosas se van por otro camino y el final de tu historia es abrupto e inesperado. Supongo que tiene que ver con las expectativas que tenemos, con la forma en la que nos dejamos llevar por nuestros sueños y fantasías y pronto nos vemos enfrentados a la experiencia más dolorosa de todas: presenciar en primera fila como lo que deseábamos se deshace frente a nuestros ojos y como la realidad no se parece en nada a lo que esperábamos.

3898

Joseinade Santos

Parece que a veces escogemos ser más optimistas que realistas, y aunque ser positivo tiene muchas ventajas, de vez en cuando sólo nos hacemos daño al considerar opciones que realmente nunca tuvimos. Lamentablemente he llegado a comprender por experiencia propia que no importan las ganas que tengamos de que algo funcione, si las posibilidades de que funcione no son muchas nuestro destino ya ha sido escrito. Sigue siendo difícil aceptar que no todos nuestros sueños se van a hacer realidad y sigue siendo doloroso verlos morir en frente de nuestros ojos.

3896

Joseinade Santos

No importa las cosas que te digas ni el tiempo que te des, no existe suficiente preparación mental en el mundo que pueda hacer que esas cosas no nos afecten. Al principio nos sentimos perdidos: gran parte de lo que habíamos planificado ya no existe, ha sido borrado de la faz de la tierra y no sabemos por dónde comenzar a reconstruirnos. Muchas veces ni siquiera tenemos ganas de buscar una salida o una luz al final del camino. Poco a poco comenzamos a recuperarnos, a darnos cuenta que no necesitamos a alguien que no nos quiera, que una persona podrá complementarnos pero nunca completarnos.

3897

Joseinade Santos

Sin embargo, si hay algo que repito constantemente a mí misma y a todo quien quiera escucharme es que nada dura para siempre, ni lo bueno, ni lo malo. Eso significa que eventualmente encontrarás una forma de sobrevivir, que eventualmente te darás cuenta que la pérdida han tenido un impacto en ti que puedes usar a tu favor. Amar a alguien y ver que ama a otra persona o en definitiva que simplemente no te corresponde es algo fuerte y es algo que te cambia para siempre. Es una experiencia que te ayuda a redefinirte y pronto comprenderás que si bien tuviste que dejar ir algo que pretendías tener contigo para siempre, el espacio extra que tienes te ayuda a florecer con mayor fuerza, a tomar más espacio dentro de tu cuerpo, a dejar ir los pensamientos que tienes sobre tu ex.

3901

Joseinade Santos

Si hay algo que toda ruptura me ha enseñado es que es una experiencia única para hacer catarsis y levantarte desde las cenizas. Sí, puede que aún sigas recordando a esa persona, sí puede que sigas deseando haber sido tú a quien amara, pero eso no cambia el hecho que te dio el impulso necesario para finalmente tomar tu vida, tu futuro y tus sueños en tus propias manos. Sabes que no volverás a perderte ante otra persona nunca más, porque el amor no es perderse sino encontrarse en los ojos de alguien que quiera caminar a tu lado y nunca, nunca, dejarte ir.

Puede interesarte