El rostro de su esposo lo dice todo.

La linda Jessica Taylor, de 26 años, era una adolescente cuando supo que algo no andaba bien con su cuerpo. Constantemente debía estar sentada porque mantenerse de pie se convirtió en un sufrimiento. Pronto fue diagnosticada encefalopatía miálgica o síndrome de la fatiga crónica. La consecuencia la dejó bastante desconcertada.

A raíz de su enfermedad, debía estar (casi siempre) en silla de ruedas o en la cama.

Youtube

Su vida cambió para siempre pero el amor nunca dejó de sonreírle. De hecho, se comprometió con su novio y comenzaron a planear juntos cada detalle de la boda. Ella quería que fuera un día inolvidable.

Youtube
Youtube

Desde el día en que recibió el anillo de su prometido, comenzó a asistir a intensas sesiones de fisioterapia para poder caminar por sí sola.

Youtube
Youtube

Varias veces practicó en casa su caminata hacia el altar, pero sufrió algunos desmayos, sin embargo, por siempre se repuso para continuar intentándolo. De esta forma consiguió sorprender a su hoy esposo, Samuel, al llegar el brazo de su papá y caminando por sí misma.

Youtube
Youtube

Jessica pudo bailar de pie con Samuel el vals de esposo. Los dos estaban felices.

¿Qué te parece la fuerza de voluntad de Jessica?

Te puede interesar