Por Daniela Morano
25 septiembre, 2018

“Sé que es una persona importante para ti, pero debes mantener la calma”, le decía uno de los médicos presentes. Ella se acerca a ver su cara y entonces nota su traje y las flores que escondía bajo la manta.

Pareciera que a medida que pasan los años las personas se aburren más y más del amor romántico como se le entiende convencionalmente. Ya no basta con decir “te amo” o compartir tiempo juntos, ahora hay que idear grandes propuestas de matrimonio, subir cientos de selfies a redes sociales y, en general, proclamar el amor de la manera más pública posible.

Pero en el área donde las parejas se están esforzando extra por ganar puntos es en las propuestas de matrimonio, sin duda. Es ese el momento crucial en la historia de dos individuos, cuando deciden que estarán juntos uno con el otro el resto de sus vidas (o al menos gran parte de esta).

Aunque la idea de este hombre, Wyatt Roberts, fue un poco lejos. Incluso algunos usuarios en redes sociales lo han tildado de cruel. Cada quien juzga por sí mismo.

En el video, Roberts aparece en una camilla de urgencias junto a un doctor y dos paramédicos. Al otro lado, su novia, quien trabaja como enfermera, llora desconsolada, convencida de que su novio está en riesgo vital o posiblemente muerto.

De repente, uno de los paramédicos comienza a leer una carta que lleva el hombre pidiéndole que responda una simple pregunta. Entonces éste se para, vestido en un formal traje y le pide matrimonio.

No es raro que su futura esposa -quien acepta- llore y amenace con matarlo después de hacerla pasar semejante susto.

Personalmente creo que la respuesta hubiese sido un tajante “no” si alguien me hiciera sufrir de esa manera sólo para pedirme matrimonio.

Quizás es hora de volver a lo tradicional.

Puede interesarte