Por Pablo Román
29 enero, 2018

“Deja a ese idiota”, exclamó.

Emily Shepss estaba sentada en el tren que la llevaría de Bournemouth a Manchester, Inglaterra. Sin embargo, escuchó algo que no logró tolerar y, por medio de su cuenta de Twitter, le informó a todos sus seguidores de que un muchacho estaba siendo infiel.Ben, que así se hacía llamar, fue un iluso y pensó que estaba en un lugar seguro. Se le fue la lengua y le contó a sus acompañantes que estaba engañando a su novia.

“Si alguien tiene un novio que se llame Ben en el tren a Bournemouath – Manchester ahora, él acaba de decirle a sus amigos que es infiel contigo. Deja a ese idiota”. 

Emily no tuvo ningún miedo de decirlo con todas sus palabras: “Deja a ese idiota”.

Twitter

Ahora, algunas personas les gustó lo que hizo Emily. La llamaron grass, extracto de la palabra inglesa grasshoppers, que significa “saltamontes” en español, y que se usa como jerga para calificar a alguien como “soplón”, y snake, que significa “serpiente” y también se usa para referirse a un soplón.

Simon Swinton:A nadie le gustan los soplones Emily, madura“.

Sophie-May:Aparentemente a 18000 personas les gusta una soplona. Chicas tienen que permanecer juntas.

Joe:Soy estadounidense y creo que tengo una idea, pero para confirmar ¿qué es un grass?

Ukelele Kris:Te digo, pero sabes, a nadie le gusta un soplón“.

 

Public Domain

 

Obviamente esto nos aleja del verdadero conflicto: “Ben es un infiel”.

¿Qué opinas?

Te puede interesar