Por Monserrat Fuentes
28 junio, 2017

Debía ser el día más feliz de su vida.

El día del matrimonio debería ser uno de los momentos más felices y memorables en la vida de una pareja, pero para una mujer italiana de 39 años casi se convierte en el peor día de todos cuando su prometido la abandonó sin piedad en el altar.

Nadia Murineddu (39) y Giovanni Delegu (24) se conocieron a través de Facebook y se enamoraron perdidamente, siete meses después del flechazo decidieron dar el siguiente paso.

Pixabay/ Imagen de referencia

Durante el noviazgo todo iba de maravilla, aunque sus padres no estuvieron de acuerdo con el apresurado acuerdo nupcial.

Giovanni es un oficial de la milicia y cuando, por fin, llegó el esperado día no se presentó al evento. Nadia lo llamó y el joven de 24 años le contestó que “debía volver al cuartel”.

Pexels/ Imagen de referencia

En ese momento la novia quedó devastada, su familia intentó consolarla y la convencieron de seguir adelante con la fiesta porque “ya estaba todo pagado”.

La mujer accedió a seguir con la fiesta, pero sin música ni fotografías, aunque si hubo un brindis y torta.

“Debía ser una fiesta. El día más hermoso de mi vida, pero no quise que fuera el más horrible. Así que pensé lo mismo que mi padre. Y me dije: ´En el fondo, no se murió nadie, la vida continúa’…”.

Un matrimonio que lamentablemente no tuvo un final feliz, quizás Nadia y Giovanni no estaban destinados el uno al otro.

Puede interesarte