Por Daniela Morano
22 marzo, 2019

“No me atrae de repente porque tiene este dinero. No voy por nada. Tengo moral. Sé para qué he trabajado y es todo lo que tengo”, dice la mujer.

Podría pensarse que tener mucho dinero lo es todo en la vida, y que de ganar la lotería seríamos felices por siempre. No tendríamos que trabajar para conseguir el codiciado dinero que paga nuestra casa, comida, etc. Eso mismo pensó Mike Weirsky, de Nueva Jersey, cuando ganó $273 millones de dólares.

Weirsky, de 54 años, olvidó su billete de lotería en una tienda y una persona desconocida lo encontró y en vez de llevárselo, se lo entregó a los empleados. Para la suerte de él, recordó que lo había dejado y volvió a buscar su billete.

NJ Advance Media

Desde hace 15 años que se encontraba cesante y además se divorció, así que ganar esos millones no le vino nada mal. “Va a cambiar todo porque estaba desempleado. Siempre quise saber cómo sería poder simplemente despertarme y poder ir a algún lugar, comprar algo. Y cuando reciba el dinero, lo haré”, le dijo al New York Times.

AP

Pero no todo fue felicidad. A pesar de ser un millonario, la ex esposa de Weirsky, Eileen Murray, no está interesada en volver con él. “No me atrae de repente porque tiene dinero. No voy por nada. Tengo moral. Sé para qué he trabajado y es todo lo que tengo”, dijo ella. “Estoy feliz por él, yo no soy una mala persona, realmente estoy feliz”.

Tim Wynkoop

Y es que después de haber pagado cuentas 15 años, cualquiera estaría cansada. Weirsky simplemente tendrá que aceptar la decisión.

Tim Wynkoop

Le comentó al medio que ahora planea buscar trabajo pero antes pretende pagarle unas vacaciones a toda su familia.

Suerte tuvo de que la persona que encontró el billete lo haya devuelto, no quedan muchas personas honestas en el mundo.

Puede interesarte