Por Daniela Morano
13 mayo, 2019

En menos de una hora ya había hecho match con 300 hombres.

Días atrás la aplicación Snapchat estrenó nuevos filtros que agregan a tu rostro facciones tradicionalmente femeninas y otro que agrega facciones tradicionalmente masculinas. Por supuesto que la gente se divirtió transformándose en sus alter egos del otro sexo, pero un hombre llevó las cosas mucho más lejos. No bastaba con subir una foto con su versión femenina.

Jake Askew, de Norwich, Reino Unido, decidió abrir una cuenta en Tinder con sus fotos de mujer para ver qué ocurría. Ya saben, como un experimento social.

Más de 1,650 personas le pusieron «me gusta» a su perfil y recibió entre 300-400 matches. Jess, como la nombró, estudia en la universidad de Derby y recibió varios mensajes de hombres invitándolo a salir pensando que se trataba de una mujer de 19 años.

Twitter Jake Askew

Jake, de 20 años, le dijo a LADbible que «un tío me dijo ‘eres una obra de arte porque quiero colgarte a mi pared’. Otro me hablaba de su ‘espada de chancho’ y otro simplemente me pidió que me ‘sentara en su cara’. No les dije nada, ojalá se den cuenta solos».

Twitter Jake Askew

«Hola te ves bien ojalá no te importe que comenté que te ves absolutamente hermosa.

¿Es eso todo lo que tienes?

Bueno 😉

¿Qué? Maldito cabrón.

Siéntate en mi cara zorra».

El joven aseguró que jamás pensó que recibiría tanta atención, especialmente porque para él Jess no se ve como alguien real.

Twitter Jake Askew

«Me miré con el filtro de Snapchat y pensé que me veía irreal, se lo mostré a mi amigo y él dijo que deberíamos hacer una cuenta en Tinder sólo para ver si obtenía matches… Obviamente no esperábamos que hubiese 1600 tíos así de necesitados».

Askew compartió los resultados en Twitter donde comentó que «en vez de salir, yo y SJ decidimos llevar a Jess a Tinder… en una hora ya éramos una de las chicas más popular en Derby».

Twitter Jake Askew

Demás está decir que las mujeres, a diario, se encuentran con cosas así y peores.

Puede interesarte