Por Camila Cáceres
12 Abril, 2017

Y es más simple de lo que pensabas.

Cuando recién nos enamoramos, las hormonas se revolucionan y se nos alargan las manos. El mundo parece injusto si no podemos estar tocando a nuestra persona favorita todo el día. Es probablemente el periodo que la mayoría recuerda con nostalgia el resto de su vida, considerándola la mejor época de su vida sexual.

Sin embargo, un estudio de la Universidad de Rochester en Estados Unidos señala que puede haber un segundo despertar para las parejas, y todo tiene que ver con cómo viven fuera de su habitación.

Antes se creía en algo llamado “la paradoja de la intimidad-deseo”: mientras más se conozcan dos personas, menos atraídas se sentirán entre ellas. Esta investigación, realizada con el seguimiento de 100 parejas por seis semanas, demostró exactamente lo contrario:

Lo MÁS importante es que las parejas se conozcan, se respeten y se aprecien.

La autora del estudio, la Dra. Gurís E. Birnbaum declara:

“Las personas que perciben a su pareja interesada y comprometida creen que esa persona entiende y aprecia sus necesidades. Cuando una pareja es verdaderamente sensible y empática hacia el otro, la relación se siente especial y única”.

Las parejas que mostraron una mayor satisfacción con su vida sexual compartían hobbies e intereses variados. 

También hacían énfasis en la calidad sobre la cantidad, a pesar de que también tenían relaciones más a menudo que el resto de las parejas.

Un estudio realizado por la Universidad de Florida reafirmó estos resultados, y agregó que otro factor importante para la vida sexual era la estabilidad emocional de la pareja.

¿Qué te parece?