Por Constanza Suárez
3 enero, 2019

Dos meses después que el esposo de Natalie Drury muriera de cáncer ella comenzó a salir con hombres. Sus cercanos le decían que le «faltaba el respeto».

Justo en el día de Año Nuevo de 2015, Tim Madeley, de 50 años, perdió la batalla contra el cáncer cerebral, dejando a su esposa, Natalie Drury y a su hijo Oliver, de cuatro años. Ambos estaban devastados, pero la mujer pensó que debía seguir con su vida. Por eso, ocho semanas después de la muerte de su esposo, pensó que sería un buen momento para volver al mundo del amor. Tuvo su primera cita con otro hombre.

Aunque esa salida amorosa no prosperó en una relación, Natalie fue blanco de múltiples críticas y juicios de parte de su entorno cercano. Decían que le “faltaba el respeto” a su difunto esposo. Otros decidieron apoyarla.

Kennedy News & Media

Ella pensaba en que lo respetaba pero sabía “que nunca volvería”, consignó el portal Daily Mail. La mujer se sentía sola y llena de dolor, necesitaba compañía.

Dos años después se unió a Plenty of Fish, un sitio web de citas, y varios amigos y familiares le dijeron que era demasiado pronto. “¿Quieren que me siente en el sofá vestida de negro y que no salga nunca?”, pensaba Natalie. “La gente es tan rápida para juzgar. No está bien”, dijo.

En el servicio on-line conoció a un hombre llamado Paul, un hombre “encantador” al que le contó toda su historia. Él entendió y las cosas comenzaron a progresar, hasta que se unieron formalmente como pareja. Al tiempo decidieron casarse.

Kennedy News & Media

Ahora, felizmente casada por segunda vez, Natalie habla sobre el amor después del duelo para alentar a los demás a que dejen de ser tan críticos.

«Siento que aquellos que me criticaron por comenzar de nuevo a tener citas necesitan dar un paso atrás y pensar. Dios no lo quiera si estuvieran en esa posición. Simplemente no puedes decir eso”, reflexionó Natalie.

A pesar de tener un nuevo amor, Natalie aún recuerda a Tim y sigue publicando en Facebook mensajes para él y recuerdos sobre su boda. Y cree que su hijo está feliz de ver a su madre feliz otra vez.

Puede interesarte