Por Catalina Yob
13 febrero, 2017

¿O lo mucho que disimulan las mujeres?

El hecho que establece que los hombres harían lo que esté a su alcance para disimular que más que el deseo de conocer a esa chica, quieren llevarla directamente a su cama, dejó de ser un mito gracias a este experimento. Le pregunté a 10 chicos distintos y de diferentes edades algunas de las técnicas que han utilizado (y que les han dado frutos positivos) para llevar mujeres a la cama sin que suene demasiado burdo. 

A pesar de que algunas técnicas bordean lo absurdo, según sus propias anécdotas, estas irrisorias formas suelen llegar a cumplir el propósito inicial, lo que también me hace pensar que las mujeres caen en estas suertes de trampas, porque están comenzando a buscar lo mismo que los hombres. Si antes la mujer era estereotipada únicamente como quien entregaba el grado de sentimentalismo a la relación, hoy muchas mujeres buscan en el sexo opuesto alguien con quien sólo divertirse.

Aunque claro, no es bueno generalizar y cabe la gran posibilidad que existan mujeres que gracias a la confianza que han depositado en ellos, creen fielmente en sus palabras y no imaginan el doble sentido que puede llegar a irradiar una cita común y corriente. Y es que no las culpo, a veces estas propuestas suelen surgir en la primera cita e incluso, antes de haberse visto en persona. 

1. Nicolás, 26: “Quedamos en que nos juntaríamos por primera vez en un restaurant, pero no sabía cómo decirle que viniera a mi casa sin espantarla. Intenté hacerme el romántico y le dije que en el verano había tomado un par de clases de cocina y que necesitaba que alguien que no me conociera probara mi comida. Terminó yendo a mi casa y yo cocinando una receta que aprendí unos segundos antes de que llegara”.

Mara Parra / Upsocl

2. Francisco, 32: “Suelo llevar a mis citas a lugares extremadamente concurridos para que al llegar, no encontremos un lugar para sentarnos y no nos quede otra que ir hasta mi casa”.

Mara Parra / Upsocl

3. Andrés, 28: “Una vez fingí que tenía una fuerte jaqueca para que así, ella se apiadara y me acompañara hasta mi casa”.

Mara Parra / Upsocl

4. Felipe, 24: “Creo que funciona bastante bien la técnica de hacerte el que prefiere conocer a la persona antes de intimar. Como que se produce el efecto contrario y terminan siendo ellas las que hacen todo para llevarte hasta sus casas”.

Mara Parra / Upsocl

5. Camilo, 26: “La verdad es que no tengo ninguna técnica, prefiero ser sincero y decirles desde el inicio lo que ando buscando para así juntarme única y exclusivamente con mujeres que buscan lo mismo que yo”.

Mara Parra / Upsocl

6. Pablo, 23: “No fue ni la primera, ni la cuarta vez que nos veíamos, pero aún no se generaba esa confianza para invitarla a mi casa, así que decidí probar una nueva técnica con miedo a que descubriera mis reales intenciones. Hace poco había comprado una mesa de pool, así que le dije que tenía que venir a probarla, y la verdad es que ¡resultó!”.

Mara Parra / Upsocl

7. Roberto, 23: “A pesar de ser una de las técnicas más burdas y poco disimuladas, las mujeres me siguen creyendo cuando les digo que veremos uno de los últimos estrenos en mi casa”.

Mara Parra / Upsocl

8. Sebastián, 24: “Hubo un tiempo en que vivía como allegado en una casa, por lo que muchas noches no tenía un lugar fijo para dormir. Un par de veces me aproveché de esa situación y les decía que no tenía un lugar en donde dormir y que si podía quedarme por esa noche en su casa. La verdad es que siempre resultaba”.

Mara Parra / Upsocl

9. Guillermo, 22: “Amo los gatos y usualmente los rescato de las calles para luego darlos en adopción. Recuerdo que un día le dije a la chica que me gustaba si podía venir a ayudarme, ya que yo tenía que estudiar y no podía cuidar al pequeño gato que tenía en mi casa. ¡Problema resuelto!”.

Mara Parra / Upsocl

10. Santiago, 25: “Un día le pedí a un amigo que me llamara mientras estaba en una cita con una chica y que se hiciera pasar por un policía. La idea era decirle que estaba sonando la alarma de mi casa y que debía regresar lo más pronto posible. Debió haber sido mi cara de preocupado que hizo que ella quisiera acompañarme por iniciativa propia”.

Mara Parra / Upsocl

Y a ti, ¿con qué excusa te han hecho caer?